Sanz avanza con un plan de gestión