Saqueos y dos muertos más en el conurbano bonaerense

Las víctimas mortales llegaron ayer a nueve; caos y confusión tras la caída del sol
(0)
21 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- La situación en un amplio sector del conurbano bonaerense, anoche, era dramática. Mientras los vecinos se atrincheraban en sus casas y se pertrechaban para defender sus propiedades, ante las insistentes versiones de que centenares de personas que circulaban en camiones y colectivos bajaban de sus vehículos para saquear viviendas particulares en las localidades de Villa Insuperable, Gregorio de Laferrére, Martín Rodríguez, Ciudad Evita y en el barrio Odisa de Lomas de Zamora, entre otras.

La información, sin embargo, fue negada y desmentida por fuentes del Ministerio de Seguridad provincial. "Son acciones psicológicas para crear pánico y confusión", dijeron ante una consulta de LA NACION.

Una fuente segura del Municipio de La Matanza, sin embargo, le dijo a LA NACION que los "problemas" habían comenzado apenas cayó la noche.

En el barrio Odisa de Villa Centenario, de Lomas de Zamora, un grupo de manifestantes venció los alambrados que rodean el barrio y saqueó dos torres de ese complejo habitacional, donde arrasaron con electrodomésticos y pertenencias de los moradores del lugar.

Los vándalos escaparon del lugar cuando arribó personal de la comisaría séptima de Lomas de Zamora, según consignó la agencia de noticias Télam.

"Los vecinos nos protegemos instalando piquetes para no dejar pasar a estos delincuentes, que vienen armados", confesó a LA NACION el jefe de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete, durante una conversación telefónica en la que, como fondo, se alcanzaban a escuchar disparos de armas de fuego.

El dirigente aseguró que en el hospital Paroissien, de Gregorio de Laferrére, había siete heridos de bala.

Damián, un vecino de la calle Polonia, en Villa Insuperable, aseguró a LA NACION que, si bien no había saqueos, "nos preparamos para resistir. La gente hace fuego en las calles, porque nos avisaron que viene gente desde las villas del Camino de Cintura".

En tanto, desde la Jefatura Departamental de Policía de La Matanza y de Lomas de Zamora, consultada por LA NACION, desmintieron que en la primera localidad se estuvieran cometiendo saqueos o desmanes.

Ana, de 29 años y domiciliada en Lomas de Zamora, estaba realmente preocupada. Desde las 20, según confesó, ningún habitante de su barrio se animó a salir a la calle. "Estamos encerrados y asustados. Esta noche nadie duerme", sintetizó.

En Ciudad Evita, antes de atrincherarse en sus domicilios, los vecinos intercambiaron teléfonos.

Silvia, en esa misma localidad, reconoció: "Vinieron de barrios precarios y robaron todo lo que encontraban en una franja de Laferrére y la avenida Cristianía".

Nueve muertos

Hasta anoche, nueve personas habían perdido la vida en la provincia como consecuencia de la ola de violencia y de saqueos.

La fuerza de seguridad bonaerense tenía órdenes del ministro de Seguridad, Juan José Alvarez, de usar métodos represivos sólo en circunstancias extremas. Las directivas eran hacer hincapié en la disuasión de las personas que pretendían atacar la propiedad privada.

Sin embargo, hubo 2444 detenidos: 2091 mayores y 353 menores.

Según puntualizaron fuentes de la cartera de Seguridad, los lugares más golpeados por los saqueos fueron ayer las ciudades de San Martín, Moreno y Morón.

En la ruta 9, a la altura de la localidad de Zárate, vándalos armados detuvieron camiones, microómnibus y autos particulares para robar pertenencias y mercaderías.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.