Sarlenga y Vicario seguirán detenidos