Satisfacción y moderación en el Gobierno tras el aval de la empresa

Cristina habló con su par mexicano y le agradeció su gestión; hoy hará lo mismo con Rajoy
Mariano Obarrio
(0)
28 de noviembre de 2013  

Con satisfacción y moderado optimismo, la presidenta Cristina Kirchner interpretó ayer como un éxito político y económico propio la aprobación en Madrid del preacuerdo por el cual el Gobierno se comprometerá a indemnizar a la petrolera Repsol con unos 5000 millones de dólares por la expropiación en abril de 2012 del 51% de las acciones que esa empresa tenía en YPF.

No está cerrado el acuerdo aún. Repsol exigirá garantías y avales, y se negociarán detalles, montos y condiciones del pago a cambio de desistir de las demandas judiciales. Pero altas fuentes oficiales aseguraron a LA NACION que el acuerdo "no tardará demasiado" en llegar y que "es un paso clave en la estrategia general de cerrar conflictos internacionales abiertos". El objetivo de la Casa Rosada consiste en "lograr financiamiento externo" en el mercado de capitales para invertir en obras públicas y para empresas privadas.

"Este era un frente abierto y comenzamos a cerrarlo", aseguró un funcionario muy cercano a la Presidenta. Ese mismo plan comprende otras iniciativas, como los acuerdos con el Ciadi, con el FMI, con el Club de París y con los "fondos buitre".

En medio de esa satisfacción, Cristina Kirchner se comunicó por la tarde con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, para "agradecer el preponderante rol" que asumió el director general de la petrolera mexicana Pemex, Emilio Lozoya, en el acuerdo alcanzado entre YPF y Repsol, según informó un comunicado de la Secretaría de Comunicación Pública de la Presidencia.

También se consignó que la Presidenta se comunicará hoy "por la diferencia de huso horario" con el presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, para "extender su agradecimiento por la destacada labor" del ministro de Industria español, José Manuel Soria.

Cuando saludó a Peña Nieto, la Presidenta sabía que un negociador clave para el preacuerdo fue el ex dirigente montonero Juan Manuel Abal Medina, el padre del ex jefe de Gabinete homónimo que fue echado de su cargo la semana pasada. Abal Medina asesora al poderoso empresario mexicano Carlos Slim, dueño del 8% de las acciones de YPF, y cultiva aceitados vínculos en el PRI, partido de gobierno de México.

"Abal Medina padre fue quien hizo las negociaciones para que Pemex convenciera a Repsol y pudiera luego hacer negocios en el yacimiento de Vaca Muerta", confió un funcionario.

Pemex tenía el 10% de las acciones de Repsol en YPF y había avanzado en tratativas para invertir en ese emprendimiento con Miguel Galuccio, el CEO de la petrolera argentina.

El preacuerdo aprobado ayer, aseguraron en la Casa Rosada, debe aún madurar en un acuerdo, pero es una señal positiva hacia el mundo de las inversiones petroleras. Una vez que se cierre, además, deberá ser aprobado por el Congreso, donde el oficialismo aún domina ambas cámaras.

En la Casa Rosada especificaron que se pagaría en bonos, aunque no está claro aún si serán nuevas emisiones o una ampliación de algún bono en circulación. No trascendieron las condiciones, porque aún se dice que son confidenciales. Se negociarán ahora las garantías y los avales que exigirá Repsol y todos los detalles del pago, incluido el monto definitivo, que ronda los 5000 millones de dólares, pero podría modificarse levemente. En la Casa Rosada aseguraron que el ministro de Economía, Axel Kicillof, encabezará la negociación final con Repsol, cuyo directorio vendrá a Buenos Aires.

En cambio, las otras negociaciones internacionales las conduce el ex ministro Hernán Lorenzino, que será designado como representante ante la Unión Europea, para terminar de cerrar un nuevo índice de precios con el FMI, intentar un plan de pagos de la deuda de 9000 millones de dólares con el Club de París y concretar otro con los "fondos buitre" por los 1300 millones que les reconoció la justicia de los Estados Unidos.

"Si cerramos estos conflictos internacionales, obtendremos financiamiento externo para obras públicas y en empresas argentinas", señaló un alto funcionario para explicar el giro en el discurso y en el modelo oficial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.