Schiaretti hace equilibrio para no elegir entre Massa, Urtubey y Pichetto

El gobernador cordobés aspira a continuar como "consultor" de los candidatos de Alternativa Federal, sin desatender su juego
El gobernador cordobés aspira a continuar como "consultor" de los candidatos de Alternativa Federal, sin desatender su juego Fuente: LA NACION - Crédito: Alfredo Sabat
Gabriela Origlia
(0)
8 de enero de 2019  

CÓRDOBA.- Con tres precandidatos presidenciales ya lanzados en Alternativa Federal - Sergio Massa , Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto -, el gobernador cordobés e impulsor de ese espacio, Juan Schiaretti , se mantiene cauto y sin dar señales de cuál es su preferido. Distintas fuentes del peronismo no kirchnerista coinciden en que juega un rol de "gran consultor", a los que demás escuchan.

La semana pasada, Massa estuvo haciendo campaña en el interior cordobés, Schiaretti no lo acompañó, pero sí lo hizo Martín Llaryora, diputado nacional y posible candidato a intendente de la ciudad de Córdoba, que reunió a un nutrido grupo de jefes comunales cordobeses. Un gesto del gobernador, pero sin jugarse decididamente.

"Por su trayectoria, porque gobierna una jurisdicción grande y porque juntó la cabeza de los gobernadores para firmar el pacto fiscal con la Nación, es claro que Schiaretti tiene y tendrá aún más peso en las decisiones del Alternativa Federal", describió a LA NACION un senador nacional que integra el espacio.

El legislador -al igual que otros referentes- asegura que apuesta un 90% a que Schiaretti será una suerte de "gran consultor", pero guarda el 10% restante -"para no cerrar la puerta del todo"- a que pueda asumir el rol de candidato. "Solo de mediar una suerte de ?operativo clamor', porque no lo veo compitiendo en una interna: él está jugado por Córdoba", señaló.

Desde el círculo íntimo del cordobés aseguran que no explicitará preferencias por ninguno de los anotados, al menos hasta ahora. Pero, admiten, en lo personal, que tiene mejor vínculo con Urtubey. Con Massa se conocen y se tratan desde hace años, pero "por circunstancias políticas, no por buena química personal", indicaron.

Están los que recuerdan que en la campaña presidencial de Massa -después de ganarle las PASO a José Manuel de la Sota- hubo reclamos puertas adentro a que Schiaretti no trabajaba con toda la energía necesaria. Incluso, en esos meses, su esposa y funcionaria, Alejandra Vigo, apareció en una foto con Karina Rabollini, exesposa de Daniel Scioli , el otro candidato.

Lo que no está en discusión es que Schiaretti rechaza cualquier contacto con el kirchnerismo -posición que comparte con Urtubey y Pichetto-, mientras que en el sector de Massa hay reuniones y diálogos. Para el cordobés, Alternativa Federal debe ampliarse con otras fuerzas políticas provinciales y con segmentos radicales y progresistas.

"A esta Argentina no la saca adelante un dirigente ni un solo partido político. El Peronismo Federal debe aglutinar a otras fuerzas provinciales, como el Frente Renovador de Misiones, el Frente Cívico de Santiago del Estero, el Movimiento Popular Neuquino, el socialismo y hasta un sector del radicalismo que lidera Ricardo Alfonsín ", dijo Schiaretti hace dos meses.

En el primer encuentro de lanzamiento de Argentina Federal planteó que la candidatura presidencial se resuelva en las PASO y señaló que quien tenga aspiraciones a competir "debe trabajar y que lo resuelva la gente en las urnas".

En los años de gestión de Mauricio Macri -con quien tiene un buen vínculo personal previo-, el cordobés jugó un papel importante entre los mandatarios "dialoguistas" y, en varias oportunidades, logró torcer situaciones en las que el diálogo parecía quebrado. En otras, como en la designación de Eduardo "Wado" de Pedro en el Consejo de la Magistratura, le aseguró al Presidente que "no podía hacer nada".

Schiaretti reconoce que el mayor problema del peronismo federal es la provincia de Buenos Aires, donde salvo a Massa no tienen otras figuras y Cristina Fernández , en cambio, cuenta con más de un candidato y buenos niveles de aceptación.

En los próximos meses participará de la estrategia del espacio para resolver ese desafío y la agenda de campaña, pero en especial se concentrará en conseguir su reelección en Córdoba, el 12 de mayo. Un triunfo suyo también sería un aporte a la consolidación de la alternativa peronista al kirchnerismo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.