Scioli, con la oposición