Scioli descartó liderar el PJ bonaerense y la pelea continúa abierta

Bajó su candidatura e impulsa la de Espinoza; Insaurralde e Ishii, entre los anotados; hoy vence la presentación de listas
Mariana Verón
(0)
12 de noviembre de 2013  

Cuando quedaban 24 horas para la presentación formal de los candidatos para presidir el PJ bonaerense, el gobernador Daniel Scioli avisó ayer que quiere una lista de unidad y que se baja de la carrera. Sin la orden aún de Cristina Kirchner, el peronismo era anoche un ir y venir de reuniones y cruces de llamadas telefónicas para llegar a tiempo con una figura de consenso.

Desde la Casa Rosada habían dejado correr la posibilidad de que el gobernador bajara a las filas provinciales del partido. Scioli esperó en silencio, pero ayer ordenó a sus negociadores que lo den de baja porque él seguirá siendo el presidente del partido a nivel nacional, según confiaron a LA NACION funcionarios de su entorno.

Por el momento, y al filo de la presentación de candidatos, plazo que vence hoy a la medianoche, la discusión bonaerense está al rojo vivo.

El gobernador impulsa la candidatura de Fernando Espinoza, intendente de La Matanza, para presidir el partido, aunque el jefe comunal del distrito más poblado del conurbano encontraba resistencias entre algunos de sus colegas.

La otra figura de consenso que se sumó como opción para ocupar el cargo era el intendente de Lomas de Zamora y diputado electo Martín Insaurralde, aunque en las últimas horas desde el interior del partido se lo ubicaba para presidir el congreso partidario, el órgano organizativo del PJ. Las apuestas están, por estas horas, entre Scioli, Espinoza e Insaurralde, todo, claro, a la espera de una señal definitiva de la Presidenta.

La opción del gobernador había surgido como una idea de un grupo de intendentes para no adelantar el debate de candidatos a gobernador hacia 2015. Con Scioli lanzado a la Presidencia para dentro de dos años, la idea de que quede a cargo del partido en la provincia buscaba desterrar el debate anticipado por la gobernación.

Pero en las últimas horas el mandatario provincial bajó la línea a su equipo de colaboradores y avisó que no está en sus planes aceptar una postulación. Todo podría cambiar sin embargo si existiera un llamado de Cristina Kirchner.

El factor Ishii

Fuentes partidarias confiaron anoche a LA NACION que lo que complicó el escenario para el paso al costado de Scioli fue la irrupción del ex intendente de José C. Paz Mario Ishii, que lanzó duras críticas tanto a la gestión sciolista como a la kirchnerista.

Ya abiertamente jugado por Sergio Massa, Ishii por ahora reservó número de lista, la 7, y el color para las boletas de su opción PJ para Todos. Hoy deberá presentar formalmente su postulación y para eso tendrá que contar con los avales correspondientes. Desconfía de la junta electoral que organiza los comicios internos, en manos del intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, que el fin de semana lo acusó de pasar "de cazador de traidores a negociar las listas con ellos".

"Scioli no se va a rebajar a competir contra Ishii", sostenían fuentes partidarias para explicar que el gobernador no quería meterse en la pelea provincial. Negocian en su nombre el jefe de gabinete provincial, Alberto Pérez; la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez (actual presidenta del partido desde la renuncia de Hugo Moyano), y el secretario de la Gobernación, Eduardo Camaño.

Ayer, el sector de Massa abandonó la pelea y se alineó detrás de Ishii. Quien había anunciado que daría batalla por el Frente Renovador era el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino. Pero ayer se bajó para respaldar al ex mandamás de José C. Paz y actual senador provincial electo. En un plenario de jefes comunales del sector massista se resolvió que cada intendente competirá, pero en sus respectivos distritos.

La elección de autoridades es el 15 de diciembre. Aunque la Presidenta no mostró interés especial por la vida del PJ, la no realización de la interna podía derivar en la caducidad del partido ante las reiteradas postergaciones de los comicios.

De hecho, postergó la elección de presidente del peronismo nacional para marzo de año que viene, para evitar un nuevo foco de conflicto tras la derrota electoral y el debate entre los gobernadores por la sucesión presidencial.

A horas del cierre, y aún sin una lista de consenso, la disputa sigue abierta.

Candidatos que suben y bajan

  • Daniel Scioli

    El gobernador bonaerense era un posible candidato a liderar el PJ bonaerense, pero ayer, horas antes del cierre de la presentación de listas, bajó su postulación e indicó que apoyará una lista de unidad
  • Mario Ishii

    Intendente de José C. Paz, se anotó en la pelea por el liderazgo partidario en la provincia con el respaldo del massismo, que en un primer momento se había inclinado por Jesús Cariglino, de Malvinas Argentinas
  • Fernando Espinoza

    Impulsado por Scioli como alternativa a su propio liderazgo, el intendente de La Matanza enfrenta resistencias entre algunos de sus pares kirchneristas; así y todo, es uno de los candidatos más firmes al cargo
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.