Se abre una nueva pulseada bonaerense

En 2018, hubo 29 paros; Vidal y Baradel exploran un acuerdo
En 2018, hubo 29 paros; Vidal y Baradel exploran un acuerdo
Daniel Santa Cruz
(0)
9 de febrero de 2019  

Después de un 2018 en el que todas las negociaciones paritarias fracasaron, con 20 reuniones y 11 propuestas salariales rechazadas que desembocaron en 29 días de paro, los funcionarios de la gobernadora María Eugenia Vidal volverán a verse las caras con los dirigentes gremiales docentes el próximo miércoles, inaugurando las paritarias del presente año.

No será una negociación sencilla, la falta de acuerdo del año anterior estará presente en la reunión desde un comienzo. Así lo hizo saber Roberto Baradel , secretario general de Suteba. "Buscamos no perder poder adquisitivo; si la gobernadora cumpliera con su palabra llegaríamos a un acuerdo rápido. Eso significa recuperar el 16% perdido el año pasado más la proyección de inflación de este año garantizada con cláusula gatillo", afirma el gremialista a LA NACION, haciendo hincapié en la deuda arrastrada.

Si bien oficialmente no trascendió la propuesta que piensa poner sobre la mesa el gobierno de Vidal, basta observar los acuerdos logrados en otras áreas de la administración pública bonaerense para pronosticar que el ofrecimiento que recibirán los gremios docentes será similar. Esto significa que propondrán un aumento que acompañe la inflación de enero hasta julio, donde volverían a sentarse a dialogar la segunda parte del año. Así los salarios no perderían frente a la inflación de este año.

En principio, esta propuesta no es mal vista por los gremios. El problema radica en que para ellos nada de 2019 tendrá sentido si no se soluciona la deuda del año pasado, que es de un 16% para los gremios y de un 8% para el gobierno.

Ahí estaría el primer disenso. Para el gobierno bonaerense, el año pasado, los docentes recibieron un 32% de aumento, más cuota de material didáctico, más presentismo y un bono de 7000 pesos a fin de año. "Esto sumaría un 38%, teniendo en cuenta el presentismo como parte del salario", aclara uno de los técnicos que trabajan en la proyección de los números para este año.

"Nosotros no acordamos con esos números, el aumento del salario fue solo del 32% con una inflación del 47,6% y el tema del presentismo no lo aceptamos porque están cambiando salud por plata. Hay otros mecanismos para controlar el presentismo y se lo planteamos al gobierno", remarca Baradel, y agrega enojado: "El bono de 7000 pesos fue por persona y no por cargo docente".

En un año en el que Vidal se juega la reelección, garantizar un ciclo lectivo sin interrupciones es una prioridad. "Lo sabemos, pero somos responsables, tenemos muchas urgencias en la provincia y haremos el mayor esfuerzo, pero no podemos comprometernos a pagar lo que no podemos", se escucha entre los funcionarios.

Recorrer escuelas, invertir en infraestructura, interactuar con el sistema educativo, a lo que se suma la novedad de convocar a los padres a participar de un debate que posicione a la educación como "un servicio esencial", será la estrategia de Vidal para contrarrestar la dura posición de los gremios.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.