Informe privado. Se ahorrarían US$ 6500 millones si se evitara el derroche de energía