Se cerró la pesquisa por lavado del HSBC

El banco pagará más de US$ 42 millones por "deficiencias organizativas"
Hugo Alconada Mon
(0)
5 de junio de 2015  

La justicia de Suiza cerró la investigación por lavado de activos contra el HSBC sin formular cargos en su contra, aunque el banco deberá pagar unos US$ 42,8 millones por "deficiencias organizativas" detectadas en sus sistemas de control, según informaron ayer las autoridades helvéticas.

"Creemos que alcanzamos un buen acuerdo", planteó el fiscal de Ginebra, Olivier Jornot, quien criticó la legislación de su país e indicó que el monto a pagar por el HSBC se calculó sobre la base de sus ganancias por las operaciones cuestionadas.

Desde HSBC Argentina, en tanto, remarcaron que la investigación suiza determinó que "ni el banco ni sus empleados son sospechosos de cometer delito alguno", y que el "banco cooperó plenamente y no enfrentará ningún cargo".

Buscaron aclarar que la investigación no se cerrará a cambio de esos US$ 42,8 millones, lo que de otro modo serviría como precedente para las autoridades de otros países, como las de la AFIP, que buscan multar al HSBC.

La investigación en Ginebra comenzó el 18 de febrero pasado, luego de que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) comenzó a difundir una investigación a escala global -en la que participó LA NACION- sobre cómo el HSBC manejó los fondos de decenas de miles de ahorristas, pero también de evasores y criminales de todo el mundo.

El proyecto del ICIJ se conoció como "SwissLeaks" y se basó en datos confidenciales que Herve Falciani, un ex empleado del HSBC, entregó a las autoridades francesas -y obtuvo el diario Le Monde, que lo giró al ICIJ- a cambio de asilo.

HSBC Argentina aludió a Swiss Leaks ayer, al admitir que "la investigación de Ginebra comenzó a raíz de los informes sobre algunas prácticas pasadas del Swiss Private Bank, que reconoció que la cultura de cumplimiento y los estándares de debida diligencia del banco en el pasado no eran tan fuertes como lo son hoy".

Como parte de SwissLeaks, LA NACION reveló que un contador argentino, Miguel Abadi, figuraba al tope del ranking mundial de las cuentas con más fondos en HSBC Suiza, en tanto que la Argentina figura como el séptimo país con más clientes en la entidad, con más de 4600.

Entre las firmas nacionales con más fondos en HSBC Suiza figuraban los grupos Fortabat y Clarín (con Cablevisión y Multicanal), Central Puerto, Telecom Argentina, Caja de Valores, Mastellone, LKM Laboratorio, Grupo Angulo, Loma Negra, Edesur y Central Térmica Güemes.

Al acceder a esa información de las autoridades francesas, la AFIP intimó a los clientes del HSBC, pero muchos replicaron que esas cuentas ya constaban en sus declaraciones juradas y tributaban por ello.

Aunque el monto que HSBC pagará es el más alto obtenido por la Fiscalía de Ginebra, Jornot criticó la legislación: "Cuando tenemos una ley que no penaliza a los intermediarios financieros que aceptan fondos de dudosa procedencia, tenemos un problema", dijo. Y aclaró que la situación "viene desde mucho antes del caso HSBC".

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.