Se complica la situación de los policías implicados

En tanto, la fiscalía convocó a eventuales testigos a que presten testimonio del hecho "bajo reserva de identidad"
En tanto, la fiscalía convocó a eventuales testigos a que presten testimonio del hecho "bajo reserva de identidad"
(0)
28 de junio de 2002  • 12:19

La jueza de garantías Marisa Salvo deberá decidir en las próximas horas la situación de los dos policías implicados en las muertes de los piqueteros ocurridas el miércoles último, que en este momento se encuentran aprehendidos.

En tanto el fiscal bonaerense Juan José González convocó esta mañana a quienes hayan presenciado los crímenes de dos piqueteros a dar testimonio "bajo reserva de identidad".

Los eventuales testigos pueden dirigirse a la sede de la Unidad Funcional de Instrucción número 11, ubicada en la calle Barbieri 1287, del barrio bonaerense de Banfield, en el partido de Lomas de Zamora.

"Tenemos testigos"

Claudio Pandolfi, representante de la Coordinadora de Desocupados Aníbal Verón a la que pertenecía uno de los piqueteros asesinados, sostuvo que tienen testigos de los hechos ocurridos el miércoles último.

"Tenemos testigos del lugar de los hechos que dicen que lo vieron (a Franchiotti, comisario inspector de la policía bonaerense) disparar" aunque previno que "no puedo precisar" si de la Itaka del comisario inspector salieron las balas mortales.

Además los testigos vieron que el comisario Franchiotti, según dijo Pandolfi, insultaba a Santillán cuando lo arrastraba por el suelo mientras estaba agonizando.

También afirmó que el otro piquetero muerto, Maximiliano Costequi, a quien Santillán estaba asistiendo antes de ser baleado, le dijo antes de morir que "me dieron, me dio la ´yuta´", aludiendo a la policía, según relataron los testigos que declararán en la causa.

Dijo además que los piqueteros "tienen las fotografías originales" sobre los últimos instantes de vida de Santillán y "en la foto se ve el disparo" que alcanzó al joven fallecido, a la vez que reveló que varios de los heridos internados en el hospital Fiorito fueron baleados por policías cuando trataban de asistir a compañeros caídos.

Sobre la situación de aprendido que tiene Franchiotti, el letrado explicó que "técnicamente es una figura previa a la detención" y detalló que si la jueza resolviera su detención entonces "empieza a correr el plazo para transformalrlo en prisión preventiva".

Acerca de lo ocurrido en la estación de trenes de Avellaneda, Pandolfi sostuvo que "Santillan asistía Kosteki que estaba baleado en el pecho, entonces entra Franchiotti más otros policías y Santillán les pide que no disparen pero disparan igual".

En cuanto al tipo de munición hallada en los cadáveres, indicó que "son balas de Itaka de calibre 12.70 de escopeta que es una munición que utiliza la policía", aunque previno que "va a ser difícil saber de qué arma procedieron los disparos, porque en la escopeta no se puede determinar".

Además, reveló que "personal ferroviario, vendedores y personas que trabajan en la estación de trenes denunciaron haber sido amenazados por gente de civil que les decían: Ustedes no vieron nada´".

También confió que la madre del otro muerto Maximiliano Kosteki "fue amenazada con una nota en la que le dicen que no investiguemos porque si no vamos a caer uno a uno".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.