Se despega el Gobierno de una ofensiva contra Righi

Criticó la creación de un equipo para investigar al ex procurador
Hernán Cappiello
(0)
25 de abril de 2012  

A través del ministro de Justicia, Julio Alak, el Gobierno manifestó ayer su absoluto desacuerdo con la decisión del procurador general interino, Luis González Warcalde, de formar un equipo de fiscales para investigar al ex procurador Esteban Righi, acusado por el vicepresidente Amado Boudou de influir en expedientes judiciales por medio del estudio jurídico de su familia.

Alak dijo que la medida es "irracional" y que sólo busca una venganza personal. Además, aclaró que no ordenó armar ese equipo de fiscales.

"Queremos manifestar nuestro absoluto desacuerdo con la decisión de González Warcalde. Nosotros pensamos que eso obedece solamente a diferencias personales que han sostenido en una gestión de años con el doctor Righi. No se apoya ni en el procedimiento lógico ni en la tradición del Ministerio Público", destacó el ministro en diálogo con LA NACION.

González Warcalde, el más antiguo de los procuradores ante la Corte Suprema, nombrado durante el menemismo, quedó al frente de la Procuración de manera interina, después de la renuncia de Righi. La dimisión se precipitó el 9 de este mes, después de que Boudou denunciara que en 2010, cuando era titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), la mujer de Righi, Ana García, y María José Labat, esposa del ministro de Justicia porteño, Guillermo Montenegro, fueron a verlo para ofrecerle sus servicios desde el estudio de abogados familiar para "aceitar los lazos" con los jueces y fiscales federales que actúan en Comodoro Py 2002.

Ayer Alak enfatizó que la iniciativa de armar un equipo de cuatro fiscales "no fue una decisión del Gobierno" y dijo: "Además discrepamos con esto que ha hecho González Warcalde afectando a cuatro fiscales de Cámara, cuando el fiscal natural no le había solicitado colaboración".

De todos modos, fuentes del Gobierno dijeron a LA NACION que no avanzarán pidiendo la remoción del procurador interino. En cambio, señalaron que buscarán acelerar el proceso de designación de Daniel Reposo como nuevo procurador general de la Nación.

El 10 de mayo culmina el plazo para presentar las impugnaciones y las adhesiones a Reposo, actual titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen). Se tramitarán en la Secretaría Legal y Técnica, y si no mediara ningún imprevisto luego la Presidenta elevará el pliego de designación al Senado. Allí Reposo deberá contar con los votos de los dos tercios de los senadores para convertirse en nuevo procurador, una meta lejana aún para el Gobierno.

El procurador general de la Nación es la cabeza del Ministerio Público Fiscal, un organismo extrapoder que no depende del Ejecutivo ni del Legislativo ni del Judicial. La ley prohíbe al procurador darles órdenes a los fiscales sobre cómo investigar cada causa y sólo contempla que dicte instrucciones generales.

González Warcalde, que mantenía serias diferencias con Righi, resolvió nombrar al fiscal de Cámara Germán Moldes para que, con otros tres fiscales, Graciela Sterchele, Eugenia Anzorreguy y Carlos Racedo, colaborara con Jorge Di Lello, el fiscal de la causa.

Pero Di Lello desmintió que hubiera pedido esa ayuda. Moldes se enteró de la decisión una vez que estaba tomada, cuando llegó, a las 22 de anteanoche, de un viaje al exterior.

La decisión de González Warcalde fue leída ayer entre los fiscales federales como un intento de entrometerse en las causa y como una venganza personal para con su antecesor.

"Parece hasta un acto no desprovisto de cierta teatralidad, pero un fiscal coadyuvante colabora cuando le piden ayuda y Di Lello no la solicitó, así que probablemente esta resolución no tenga ningún efecto práctico", dijo a LA NACION una fuente de los tribunales federales.

"El fiscal de primera instancia, Jorge Di Lello, aún no intervino -dijo Alak-. En la causa no se sabe si hay delito o no. Creo que el subprocurador está amplificando la causa para perjudicar al ex procurador."

Y añadió: "El Gobierno no puede ordenar esas cosas [por la formación de un equipo de fiscales] porque por el artículo 120 de la Constitución Nacional el Ministerio Público es autónomo".

"Si el procurador tiene problemas personales con el ex procurador, que no use la administración de la Justicia para resolverlos y no haga este movimiento irracional, poniendo a fiscales de Cámara a investigar en primera instancia", dijo Alak.

Tres de los fiscales federales que trabajan en Comodoro Py, consultados por LA NACION, juzgaron la medida como una decisión personal de González Warcalde, inesperada, y la adjudicaron a una "interna".

Según Alak, esta medida, que juzgó "destinada a los diarios", no tiene ningún efecto práctico. "Hasta podría pedirse la nulidad por parte de la defensa, pero aún no hay defensa porque no hay causa, porque la denuncia todavía no fue ratificada", afirmó.

El senador nacional Miguel Pichetto, jefe del bloque kirchnerista, criticó a González Warcalde y negó toda vinculación del gobierno nacional con lo que calificó como una "incomprensible" decisión de armar ese equipo de fiscales. Pichetto destacó que lo que hizo González Warcalde "implica un avasallamiento de la autonomía del fiscal". Señaló que "la decisión podría constituir una extralimitación de su función".

La causa contra Righi se encuentra en sus albores y Boudou no parece apurado por instarla. El juez Ariel Lijo le mandó un oficio para que ratificara la denuncia por escrito y aportara datos adicionales, pero aún la respuesta no llegó a tribunales. Cuando esto ocurra, Lijo deberá decidir si le delega la causa a Di Lello o si le pide que dictamine para decidir si impulsa o no la acción penal.

En cuanto a González Warcalde, tiene la estabilidad propia de su cargo de fiscal, y si alguien pretendiera removerlo sería necesario un jury. En caso de que se recibiera una denuncia, debería convocarlo su segundo, Eduardo Casal. Si éste se excusara, el denunciante podría recurrir en queja ante el jury, pero el Gobierno no tiene intención de avanzar contra González Warcalde.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.