Se desprende de sus bienes uno de los socios de The Old Fund

Se trata de Sergio Martínez; vende un piso en Palermo por menos de lo que él pagó
Hugo Alconada Mon
(0)
22 de abril de 2012  

Sergio Gustavo Martínez quiere cash . Y está dispuesto a aceptar menos, mucho menos, de lo que vale. Menos incluso de lo que pagó por él y de lo que invirtió para refaccionarlo. Pero desde que estalló el escándalo del caso Ciccone, prefiere contar con dinero en efectivo, en vez de un activo muy poco líquido y fácil de congelar para la Justicia. Martínez, en suma, vende su departamento de 193 metros cuadrados de Palermo.

Ubicado en el séptimo piso de la esquina de Lafinur al 3300 y Seguí, el piso de 4 ambientes queda a metros del Zoológico. Pero Martínez está dispuesto a aceptar bastante menos que los casi US$ 350.000 que invirtió en su compra y refacción, hace poco más de un año. Desde hace un mes, lo vende, confirmaron a LA NACION tres personas al tanto de la operatoria.

La primera pista sobre el apuro de Martínez por vender la recibió la diputada Patricia Bullrich. "Hay mucha colaboración de la sociedad -celebró-, que acerca información que demuestra que las relaciones entre todos estos personajes viene de largo tiempo."

Amigo desde hace 20 años de José María Núñez Carmona, el socio comercial del vicepresidente Amado Boudou, Martínez retornó a la Argentina con poco más que lo puesto hace un par de años atrás. Arribó a Buenos Aires tras recuperar su libertad en Estados Unidos, después de superar dos incidentes -y tarjetas de crédito falsas o robadas- con las autoridades de Florida que pudieron llevarlo a prisión por 15 años, según reveló LA NACION dos semanas atrás.

Ya en Buenos Aires, debió pedir ayuda para encontrar un lugar donde dormir gratis. Pero luego se reencontró con Núñez Carmona, al que en vez de "Nariga" apodaba "Tiburón". Y su suerte cambió. Pasó a conducir un auto Honda y a vivir en el décimo piso de Torres del Yacht, frente al departamento que Boudou alquila en el complejo Madero Center.

Martínez dio otro paso. Se convirtió en el accionista minoritario de The Old Fund SA, controlante de la nueva Ciccone. El figuró en los registros societarios con el 2%, mientras que el fondo holandés Tierras International Investments CV -con Alejandro Vandenbroele como apoderado- se quedó con el 98% restante.

El 9 de febrero de 2011, Martínez avanzó un paso más. A los 49 años, pero con una CUIT obtenida 24 horas antes, compró dos camionetas Kia valuadas en US$ 27.000 cada una con cheques del banco Macro. Y preguntó, sin más vueltas, a la concesionaria si podía ayudarlo a prepararlas para la campaña trunca de Boudou a la Jefatura de gobierno de la ciudad.

Cementerio y escritura

La concesionaria que intervino, según reconstruyó LA NACION, era Valfpafe, de Los Patos al 2100, Parque Patricios. Pero luego se reconvirtió en Madison Automotores, salió de la ciudad y recaló en la Avenida del Libertador al 15.000, en Martínez.

Con las camionetas Kia ya en la calle, Martínez las desplegó en la precandidatura porteña de Boudou y, meses después, en la campaña presidencial del Frente para la Victoria (FPV). Tras la victoria de octubre pasado, las guardó en el garaje de la calle Almafuerte, entre Alem y Bernardo de Irigoyen, frente al cementerio La Loma, de Mar del Plata. Es decir, a siete cuadras de donde vivió Núñez Carmona y donde él operó el restaurante Papakea hasta que se marchó a Estados Unidos, derrumbado por la crisis de 2001.

El 6 de noviembre pasado, Martínez completó su aparente resurgimiento económico. Tras negociar la operación junto con Vandenbroele, compró el departamento de la calle Lafinur con la ayuda de una inmobiliaria de la avenida Las Heras. Con living, comedor diario, tres dormitorios, tres baños, cochera y baulera, el departamento le resultó atractivo a Martínez. Más aún, porque hay un solo dueño por piso. Y decidió refaccionarlo, con miles de dólares, tras completar la compra.

Para eso, Vandenbroele le aportó un escribano amigo, con oficinas en la calle 25 de Mayo al 400, al que conoció años atrás, mientras trabajaba para el estudio Alfaro Abogados. Cuando volvió de España, Vandenbroele retomó el vínculo con ese notario. Y llevó a Martínez para firmar la escritura. Aunque ahora, el amigo de Núñez Carmona prefiere dinero al contado. Cash .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.