Se fue Genoud, pero no tiene sucesor

Solá definiría el nombre en las próximas horas; después resolvería la nueva jefatura policial bonaerense
(0)
30 de junio de 2002  

LA PLATA.- El gobernador bonaerense, Felipe Solá, finalmente aceptó ayer la renuncia del ministro de Justicia y Seguridad, Luis Genoud, luego de que éste se negó a seguir en su puesto, aunque aceptó quedarse hasta que sea designado su sucesor.

El nombre del nuevo ministro del área se conocería entre hoy y mañana, según destacaron ayer fuentes de la gobernación bonaerense.

Anoche, Solá viajó a la Capital Federal para mantener una reunión privada con el secretario de Seguridad de la Nación, Juan José Alvarez.

"Durante la reunión se conversaron sólo temas de seguridad", aseguraron fuentes oficiales.

No obstante, otros informantes le aseguraron a LA NACION que el mandatario bonaerense se habría entrevistado con Alvarez para que éste colabore con la elección del próximo hombre que conducirá el Ministerio de Justicia y Seguridad.

Como se recordará, Alvarez estuvo al frente del Ministerio de Seguridad en la provincia de Buenos Aires durante el año último. Durante esa breve gestión, el ahora secretario de Seguridad nacional conoció la trayectoria y el desempeño de los altos jefes de la policía bonaerense.

Las reuniones con Alvarez habían comenzado anteanoche, luego de que Solá le aceptó la renuncia a Genoud.

Consultado por LA NACION, Jorge Matheus, vocero del gobernador, aseguró que Solá todavía no tiene el nombre del reemplazante de Genoud.

"Se busca que el nuevo ministro conozca sobre Derecho para que no haya cortocircuito con la Secretaría de Derechos Humanos que tiene la provincia", dijo Matheus.

Ayer por la mañana, el nombre que sonó con más fuerza fue el del juez platense Cesar Melazo, pero este dato no fue confirmado por las autoridades provinciales.

"Yo le he pedido que siga en su puesto al ministro Genoud, pero él se quiere ir, y le voy a aceptar la renuncia. Es mi amigo de corazón, lo conozco mucho y él me dijo que tenía que venir otra persona, aunque no puedo todavía adelantar quién. Con esa persona voy a elegir a la nueva autoridad policial", explicó Solá en declaraciones efectuadas a Radio La Red.

El gobernador detalló que el próximo titular de la seguridad bonaerense tendrá que ser alguien que esté "absolutamente encima de la policía, que no tome distancia, que esté en el lugar de los hechos, que sea clarísima la orden (que dé) y que, además, sepa Derecho y tenga mucha energía, inclusive física".

"Tengo claro el perfil para esta nueva etapa", subrayó Solá.

Genoud había presentado anteayer su renuncia tras considerarse "víctima de una gran mentira" por parte de los encargados del trágico operativo policial del miércoles último en la ciudad de Avellaneda, que le relataron una versión distorsionada de los hechos.

Solá aclaró también que el nuevo titular de la bonaerense no será un civil, sino que provendrá de la misma fuerza. "Tendrá que combinar experiencia, foja absolutamente limpia y carácter", fue la definición de Solá.

"Un gran control"

Solá, además, insistió en su propósito de una "nueva reestructuración" de la institución policial.

"Hay que hacer un gran control, fichaje y legajo de cada integrante de la fuerza. Voy a modificar fuertemente las cuestiones de formación policial; los oficiales de policía van a tener que ir a la facultad, además de tomar clases en la escuela de policía", dijo.

En cuanto a los jefes policiales, trascendió que el oficial que ostenta el mayor cargo de la policía es el comisario general José Quinteros, presidente de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de esa fuerza de seguridad.

El nombre no fue confirmado por las autoridades provinciales, que aclararon: "El nombre del nuevo jefe de policía no se conocerá hasta que asuma el ministro de Seguridad".

Lo concreto es que, hasta anoche, el comisario mayor Ricardo Degastaldi y el comisario mayor Edgardo Beltrachi, los mismos jefes que habían sido desplazados de sus cargos por los graves episodios de Avellaneda, continuaban al frente de la policía bonaerense.

"Hasta que no estén los nuevos reemplazantes de los jefes policiales, Degastaldi y Beltrachi no dejarán la conducción de la fuerza de seguridad", explicaron fuentes policiales.

Mientras tanto, en las 18 policías departamentales que tiene la provincia de Buenos Aires, ayer no hubo movimiento de personal.

Excepto en la Departamental de Lomas de Zamora, que había sido intervenida y su titular, comisario mayor Osvaldo Vega, había sido suspendido, en el resto de las departamentales fueron confirmados sus jefes.

Respecto de este tema, Solá aclaró: "Tenemos más de 45 mil policías y más de 50 mil personas afectadas a la seguridad privada en la provincia. Muchos son serenos, otros son ex policías y muchos, en realidad, no sé saben qué son".

Por otra parte, Solá insistió en que, el miércoles último, "la policía fue brutalmente agredida y respondió con mayor poder técnico", al tiempo que reiteró que los integrantes de la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón estaban preparados para un duro enfrentamiento.

"No venían chicos ni ancianos y había pocas mujeres. Sabíamos que iba a ser más fuerte que lo común y que iba a haber menos gente, pero mucho más dura", dijo.

Refundación

  • El bloque de senadores provinciales de la UCR bonaerense hizo un llamamiento para que se "refunde" a la policía bonaerense y propuso que las reglas que deberán cumplir los uniformados se discutan en la Legislatura. Juzgaron que la muerte de dos piqueteros se debió a "la impericia" de la fuerza y a "la pasividad del poder político para ejercer un mando efectivo sobre los uniformados".
  • Protagonistas

    Solá

  • Definiría entre hoy y mañana el nombre del nuevo ministro de Justicia y Seguridad luego de que Genoud resolvió dejar el puesto.
  • Junto con esa designación resolverá las de los nuevos jefes de la policía bonaerense.
  • Genoud

  • Finalmente no aceptó quedarse en su puesto, aunque Solá le ratificó su confianza.
  • No obstante, retendrá el cargo hasta que el gobernador decida quién será su sucesor.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?