Elecciones 2015. Se lanzó la guerra de spots entre los presidenciables