Se presentaron once alianzas para competir en la ciudad, con varias sorpresas incluidas

UNEN confirmó su fractura entre ECO, de Lousteau y Ocaña, y SurGen, de Solanas y Stolbizer; el partido del piquetero Castells se alió al massismo y Moyano apoyó a Vera, de La Alameda
Marcelo Veneranda
(0)
27 de febrero de 2015  

Once frentes electorales se anotaron ayer ante la justicia electoral para competir por la jefatura de gobierno porteño, el próximo 19 de junio, previo paso por las primarias del 26 de abril. El trámite terminó de confirmar la fractura de UNEN, el espacio que había logrado polarizar con el macrismo en 2013, pero también reveló alianzas inesperadas, como la del Frente Renovador de Sergio Massa y el MIJD de Raúl Castells.

La Justicia tiene 72 horas para revisar las alianzas y, eventualmente, plantear impugnaciones.

Favorito desde el arranque para retener la gestión porteña, el partido de Mauricio Macri anotó su frente con la firma de ocho fuerzas: Pro; Unión para la Libertad, de la diputada Patricia Bullrich; la Ucedé; el Partido Demócrata; Fe, del gremialista rural Gerónimo Venegas; el Partido de la Ciudad, de Jorge Giorno; el Demócrata Progresista, y el MID.

El macrismo exhibe también la interna más intensa hasta el momento, protagonizada por el jefe de gabinete y delfín elegido por Macri, Horacio Rodríguez Larreta, y la senadora Gabriela Michetti. Otro senador, Diego Santilli; un diputado, el rabino Sergio Bergman, y el vicepresidente de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, harán fuerza para ingresar en esa puja.

A dos años de presentarse en sociedad y desplazar al kirchnerismo como primera oposición, UNEN confirmó ayer su fractura en dos espacios: Energía Ciudadana Organizada (ECO) y SurGen. El primero aglutina a la UCR, el Partido Socialista, la Coalición Cívica-ARI, el Partido Socialista Auténtico y Confianza Pública, de la legisladora porteña Graciela Ocaña, que enfrentará al diputado Martín Lousteau en las primarias. Quiere terciar Andrés Borthagaray (UCR).

SurGen terminó de configurarse anteayer por la noche, tras el acuerdo logrado entre Proyecto Sur, del senador Fernando Solanas; el GEN, de la diputada Margarita Stolbizer; Podés, de Sergio Abrevaya, y Libres del Sur, de Humberto Tumini.

El kirchnerismo confirmó que habrá internas y que uno de los precandidatos será el ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra. Con esa condición se sumó su partido, el Frente Progresista y Popular, y el Frente Grande, por lo que el Frente para la Victoria terminó constituido por once fuerzas: el PJ, el Partido de la Victoria, Nueva Dirigencia, Kolina, el Partido Intransigente, Red por Buenos Aires, Forja, EDE (de Martín Sabbatella) y el Partido Solidario, de Carlos Heller.

El Partido Comunista y Seamos Libres quedaron afuera de ese acuerdo y postularon a Pablo Ferreyra, hermano de Mariano Ferreyra, el militante del Partido Obrero (PO) asesinado en 2010.

Por el FIT, que integra el PO, el PTS e Izquierda Socialista, competirán el legislador Marcelo Ramal y la abogada Myriam Bregman. Por ese mismo electorado, pujará también la alianza entre el MST y Nueva Izquierda.

El diputado Claudio Lozano (Unión Popular) presentó el frente Camino Popular, en sociedad con Patria Grande y apuntalado por la estructura de la CTA opositora.

La pata sindical se verá también en otra llamativa alianza: el Movimiento por el Bien Común, que postula al legislador Gustavo Vera (titular de La Alameda y cercano al Papa), con el apoyo del partido de la CGT de Hugo Moyano, representado por Julio Piumato (del gremio judicial).

Pero el grueso de las miradas apuntó a la inesperada sociedad entre Massa y Castells, quien ayer sufrió un accidente vial (ver aparte). Desde el Frente Renovador aclararon que el MIJD es una fuerza minoritaria dentro del Frente por Buenos Aires, que engloba al Frente Progresista por Buenos Aires, el Partido del Trabajo y la Equidad, el Partido UNIR y Tercera Posición. No varió lo más importante: la falta de un candidato visible para esa fuerza.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.