Se presentó el informe de seguimiento a Botnia, pero no hay datos ambientales