Se unen los gremios en La Matanza y van por la intendencia

Con aval de la Iglesia, se unifica la regional de la CGT para suceder a Espinoza
Nicolás Balinotti
(0)
26 de febrero de 2015  

El acuerdo sindical que se cerró anteanoche en La Matanza, con el aval de la cúpula de la Iglesia, promete ser la prueba piloto para una eventual unidad de la CGT a nivel nacional. La alianza, además, esconde una segunda intención: presionar al kirchnerismo y al Frente Renovador de Sergio Massa para que sus próximos candidatos a intendente del distrito más poblado de la provincia de Buenos Aires sean hombres del movimiento obrero.

El anfitrión del encuentro fue Carlos Gdansky, diputado nacional del Frente para la Victoria e histórico líder de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en La Matanza. Gdansky, que siempre respondió a Alberto Balestrini, aspira a reunificar la CGT regional, que se fracturó en 2013 después de casi 30 años de unidad. También anida en él otro deseo: aguarda por el apoyo del kirchnerismo para competir por la intendencia de un municipio clave, que siempre fue un bastión del PJ.

Gdansky es el líder de la seccional de la CGT de La Matanza desde hace décadas. Detrás de él se encolumnan la mayoría de los sindicatos industriales. Pero con la división de 2013 perdió aliados de peso, como Julio Rubén Ledesma, de Comercio, y Luis Velázquez, de Camioneros. Anteanoche, todos ellos compartieron la misma mesa y sellaron el acuerdo. El trato hasta contemplaría una eventual alianza con Ledesma para competir por la intendencia. Ledesma es hoy uno de los candidatos que baraja Massa para un territorio electoralmente decisivo.

"Queremos poner a nuestro candidato. Puede ser Ledesma o Gdansky, y hasta podríamos encolumnarnos detrás de una misma candidatura", dijo Velázquez, el hombre de Hugo Moyano en La Matanza.

La alianza sindical quedará escenificada el 30 de abril, con una misa y un acto en la Catedral de San Justo con motivo del Día del Trabajador. El obispo del distrito, Eduardo García, participó anteanoche de la cumbre sindical en la sede de la UOM y pidió por la unidad del movimiento obrero. Su mensaje puede interpretarse como un pedido del Papa. García fue durante años obispo auxiliar de Jorge Bergoglio y permaneció varias semanas en Roma no bien comenzó el pontificado de Francisco.

Los impulsores de este acuerdo distrital invitarán para el 30 de abril a las autoridades nacionales de las tres vertientes de la CGT. Anhelan reunir en un mismo escenario a Antonio Caló, Moyano y Luis Barrionuevo. Ese día se leerá un documento en el que los sindicatos le pedirán al papa Francisco que ante una eventual visita al país los reúna en el Mercado Central, como lo hizo Juan Pablo II en 1987 con la CGT de Saúl Ubaldini.

El asado de anteanoche en la UOM congregó además a empresarios y a funcionarios municipales. "Fue una suerte de acuerdo económico y social, no faltó ningún sector", contó uno de los asistentes.

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, siguió en detalle la reunión a través de Ricardo Rolleri, su jefe del bloque en el Concejo Deliberante. Espinoza espera por el respaldo del kirchnerismo para lanzarse como candidato para gobernar la provincia de Buenos Aires. Si no obtiene el apoyo de la Casa Rosada, Espinoza iría por otro mandato comunal, lo que inevitablemente lo enfrentaría con los sindicatos. De ser finalmente así, se quedaría fuera de este ajedrez electoral Verónica Magario, diputada nacional kirchnerista y quien trabaja para ser la próxima jefa comunal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.