Se vacían las góndolas

(0)
26 de febrero de 2004  

El desabastecimiento en el sector donde se ubican los productos lácteos comenzó a ser evidente en los hipermercados Carrefour, según pudo constatar LA NACION en una recorrida realizada en las sucursales Adrogué y Monte Grande, en el conurbano bonaerense, y en el hipermercado San Lorenzo, de la Capital Federal.

"No hay mercadería porque no pueden entrar los camiones", le confirmó un repositor a LA NACION mientras ordenaba algunos productos en el despoblado exhibidor refrigerado en la sucursal San Lorenzo, ubicada en la avenida La Plata 1768.

En el recorrido por las góndolas no puede observarse en otros sectores la misma situación, pero el faltante en productos derivados de la leche, es notorio, después de tres jornadas en que los camiones no pudieron ingresar para reponer.

Con respecto al bloqueo en el ingreso y egreso de camiones proveedores, se pudo constatar que se lleva a cabo sin que afecte a los clientes que se presentaban a realizar sus compras con total normalidad.

Según observó LA NACION, no más de 10 personas embanderadas y con gorras que los identificaban con el sindicato de camioneros, durante la tarde de ayer, impedían el paso de camiones en cada uno de los híper.

LA NACION también estuvo presente en el centro de logística ubicado en Camino de Cintura y la calle Olimpo, en el partido bonaerense de Esteban Echeverría. Allí, trabajan los 350 trabajadores por los que protesta el sindicato de camioneros.

Según informaron ayer fuentes de la empresa multinacional, Carrefour le adquirió a la firma Román la logística de ese centro, pero en ese lugar continúa funcionando el depósito de esa firma.

"No permitimos el acceso y egreso de camiones que transportan mercadería para Carrefour, pero el paso está liberado para las empresas, que trabajan con Román", dijo a LA NACION Hugo Pistone, secretario de prensa del gremio, mientras, a pocos metros, unos 30 manifestantes bloqueaban los accesos al predio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.