Según Bachelet, "la Argentina tiene problemas de credibilidad como país"