Lavado de dinero / Una justificación insólita. Según Báez, sus empleados viajaban 1200 kilómetros diarios hasta el Alto Calafate