Según Cavallo, el FMI no pidió grandes ajustes en el nivel de gastos

El titular del Palacio de Hacienda afirmó que la convertibilidad tiene respaldo suficiente y reiteró que el país "está en virtual convocatoria de acreedores"
(0)
9 de diciembre de 2001  • 21:10

"Es absolutamente falso que no hay respaldo para la convertibilidad."

Con estas palabras, el ministro de Economía, Domingo Cavallo, negó tajantemente los rumores de devaluación que circularon durante los últimos días.

Tras su regreso de los Estados Unidos, Cavallo brindó una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda en la que explicó los resultados de su reunión con el Fondo Monetario Internacional.

El ministro desmintió que "el FMI haya pedido ajustes enormes en el nivel de gastos", y además agregó: "Los directivos del Fondo están sorprendidos por la falta de realismo en alguna parte de la clase de la dirigencia política".

Cavallo señaló que, por parte del FMI y el resto de los organismos internacionales, "hay una gran valoración por el enorme esfuerzo que la Argentina hizo durante dos años de gestión del presidente Fernando de la Rúa en materia de reducción del gasto público" pero que "existen dudas sobre si las cifras son exactas en el caso de las administraciones provinciales".

Domingo Cavallo señaló hoy que la Argentina "se ha comprometido con el FMI en mostrar que es posible reducir los gastos de las provincias".

"Todos queremos mostrar esto para que renazca el crédito para que financie un crecimiento vigoroso de la economía argentina", dijo el ministro.

"Quiero desmentir que el FMI haya pedido ajustes enormes en el nivel de gastos", manifestó el titular del Palacio de Hacienda, que además agregó: "Los directivos del Fondo están sorprendidos por la falta de realismo en alguna parte de la clase de la dirigencia política".

Por otra parte, Cavallo estimó que en los próximos dos o tres días el Gobierno deberá demostrar que cumplirá lo proyectado en en materia de gastos. "No hay gato encerrado en las cifras", agregó.

Asimismo, el ministro se mostró optimista respecto de los sistemas de pago bancarizados, pero aseguró que aún hay dificultades, como consecuencia del incremento en el número de las operaciones.

Cavallo expresó que no habrá "ningún problema en suspender o eliminar" los beneficios impositivos dispuestos en los planes de competitividad, dado que el FMI los considera como una de las causas de la caída de la recaudación.

"Las medidas que vamos a decidir mañana apuntan a suspender o eliminar algunas de las exenciones, que por otra parte el sector privado parece no haber valorado mucho", señaló.

En tanto, agregó que el equipo económico trabajará "intensamente" con el FMI durante los próximos dos o tres días para contar con "un programa reforzado" que incluya los ahorros que implica la reestructuración de la deuda pública.

De es manera, Cavallo se mostró confiado en que en los próximos 60 o 90 días se pueda dejar atrás la duda de si la Argentina podrá hacer frente a la deuda. Sin embargo, admitió que en ese lapso subsistirán las "turbulencias" que "seguirán preocupando a las familias argentinas".

"En marzo ya casi vamos a dejar ese capítulo atrás", añadió.

"Hay suficientes reservas para canjear el ciento por ciento de toda la circulación monetaria sin ninguna dificultad. La convertibilidad está bien respaldada y funciona muy bien", enfatizó en más de una oportunidad.

"Las medidas que estamos tomando son para proteger los ahorros de los argentinos", señaló el ministro.

Además, aseguró que "la economía argentina estará tan dolarizada como los argentinos quieran. La política del Gobierno es que los argentinos usen la moneda con la que se sientan más cómodos"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.