Según De Mendiguren, la clave para el crecimiento es la pesificación