Según el Presidente, Menem es "poco serio"

Dijo que debería ir a la Justicia
(0)
29 de abril de 2004  

El presidente Néstor Kirchner sostuvo ayer que es "poco serio" lo dicho por el ex mandatario Carlos Menem sobre que el Gobierno estaría detrás de las órdenes de captura en su contra y enfatizó que "todos los argentinos tenemos que responder ante la Justicia", al ser consultado sobre la negativa de Menem de volver al país a declarar por las causas en las que es investigado por los jueces Jorge Urso y Norberto Oyarbide.

Durante una sorpresiva recorrida por la Feria del Libro, donde saludó a expositores y visitantes en medio de un numeroso público, Kirchner fue interrogado por la prensa sobre si Menem debía responder al requerimiento de la justicia argentina.

"Todos los argentinos tenemos que responder ante la Justicia, nada más. Todos debemos ser respetuosos de nuestras leyes", declaró escuetamente el jefe de Estado.

Además, calificó de "poco serio" lo dicho por Menem sobre una posible influencia del oficialismo sobre las decisiones judiciales que determinaron que pesen sobre él dos pedidos de captura internacional.

Durante la tarde, el ex presidente Menem también había hecho declaraciones desde Chile, donde dijo que "prácticamente no hay delito" en las causas que se le imputan.

Menem, sobre quien pesan dos órdenes de captura internacional y un requerimiento para su extradición desde Chile, no aceptó hasta el momento las convocatorias que realizaron los jueces federales Urso y Oyarbide para que se presente a declarar en Buenos Aires.

Urso ya tramitó ante la Cancillería argentina el requerimiento para que se concrete la extradición de Menem, que reside en Santiago de Chile. En tanto, Oyarbide prepara la documentación que en los próximos días remitirá al Palacio San Martín para el pedido de traslado del ex presidente.

Ayer, al compararse con "Perón u otros grandes de la historia, perseguidos por sus diferencias en el campo de lo político", Menem volvió a reclamar a ambos magistrados que viajen a Chile para tomarle allí declaración indagatoria.

En diálogo con Radio La Red, el ex mandatario descalificó comparaciones entre su situación judicial y la de los ex presidentes de México Carlos Salinas de Gortari y de Perú Alberto Fujimori -acusados de corrupción-, al señalar: "Nada que ver, porque en los casos míos prácticamente no hay delito".

En ese sentido, sostuvo que si bien en algún momento se sospechó de "cualquier cantidad de cuentas en Suiza" a su nombre, después de la visita a Berna y Ginebra del ministro de Justicia, Gustavo Beliz y de una serie de investigaciones, esa acusación no prosperó.

"Todo quedó reducido a esa cuenta de 1986, hace 18 años, que no está ni siquiera a mi nombre", sostuvo el ex presidente. Inmediatamente agregó que los magistrados federales "bien podrían" indagarlo en su lugar de residencia.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.