Semana clave para el diálogo social

Obispos y funcionarios analizan la marcha de la concertación y reclaman "renunciamientos" Se evaluarán las dos semanas de conversaciones La Iglesia pone un plazo para ver resultados concretos En el Gobierno continúa el optimismo
Jaime Rosemberg
(0)
28 de enero de 2002  

No detuvo el ruido de las cacerolas ni calmó el mal humor de la gente. Pero puede ser útil para bosquejar un proyecto de país. Si es que todos ceden, aunque sea un poco.

Los obispos, funcionarios del Gobierno y representantes de las Naciones Unidas que conforman la mesa del denominado "diálogo argentino" analizarán hoy la marcha de dos semanas de reuniones y debates, con una sola certeza: los imprescindibles gestos de renunciamiento de los sectores involucrados brillan, hasta ahora, por su ausencia.

Por la mañana, la jerarquía de la Conferencia Episcopal Argentina, integrada por el cardenal Jorge Bergoglio y los monseñores Estanislao Karlic y Eduardo Mirás, se reunirá con los obispos Juan Carlos Maccarone, Jorge Cassaretto y Ramón Staffolani, representantes de la Iglesia en el "diálogo argentino".

Fuentes de la organización, del Gobierno y de la propia Iglesia confirmaron a LA NACION que los representantes eclesiásticos esperan mucho más de los distintos actores de la concertación.

"Están tan consustanciados con el proceso como preocupados por la falta de gestos concretos", razonó uno de los responsables con acceso al pensamiento de los obispos.

El propio monseñor Casaretto había insinuado su disconformidad el miércoles último, antes de la reunión con el titular del BID, Enrique Iglesias.

"Quien no esté dispuesto a revisar seriamente su representatividad, y ver si está a la altura de las circunstancias, debería saber dar un paso al costado", dijo el obispo de San Isidro.

El diputado José María Díaz Bancalari, hombre del presidente Duhalde en el equipo coordinador, coincidió en criticar la falta de desprendimiento de algunos sectores, como bancos y empresas privatizadas.

"Entienden, acompañan, pero hay reticencias en pasar a la acción", dijo el legislador a LA NACION.

De todos modos, justificó la falta de avances por la urgencia en resolver la coyuntura, y confió en el éxito final del diálogo.

"Una vez que se solucionen los problemas más acuciantes van a aparecer los renunciamientos", se ilusionó.

La jornada de hoy estará dedicada casi íntegramente al análisis de las propuestas presentadas.

La mesa de diálogo se reunirá en pleno hacia el final de la tarde para evaluar los puntos básicos de consenso.

De todos modos, habrá tiempo para escuchar otras voces. A las 14.30, llegarán a la sede de Caritas los líderes de la Federación Universitaria Argentina (FUA), y está prevista una reunión con el líder del Frente de Autodeterminación y Libertad, Luis Zamora.

Durante esta semana, representantes de la cultura, la ciencia, universidades y cámaras de comercio bilaterales llegarán a Balcarce 236, con lo cual quedaría concluida la etapa de consultas.

El Frepaso, representado por el diputado nacional Darío Alessandro, presentará un proyecto de reforma política.

Mientras tanto, un grupo de especialistas, entre los cuales figuran el economista Juan José Llach y los historiadores Juan Carlos Portantiero y Julio Godio, acelera el bosquejo del documento de consenso que coronará el trabajo de la comisión de diálogo.

En el Gobierno saben que la paciencia de los obispos tiene un límite.

"Nos dijeron que su plazo era de sesenta días, y nos parece correcto", reconoció Díaz Bancalari, quien de todos modos confirmó a LA NACION que piensa seguir con el diálogo concertado con las Naciones Unidas más allá de ese límite de tiempo.

La agenda para hoy

  • A las 14.30, llegarán a la sede de Caritas, en Balcarce 236, representantes de la Federación Universitaria Argentina. También vendrá para presentar su propuesta Luis Zamora, del Frente de Autodeterminación y Libertad. Poco después de las 18, la mesa del llamado "diálogo argentino" se reunirá en pleno para analizar la marcha de la concertación.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?