Senadores visitarán al ex presidente en su casa

Le expresarán su solidaridad; dudas En la bancada radical de la Cámara alta hay sensaciones encontradas ante la decisión de Alfonsín Diferencias de criterio sobre las verdaderas razones de la renuncia
Gustavo Ybarra
(0)
26 de junio de 2002  

La renuncia de Raúl Alfonsín generó sentimientos encontrados en el bloque de senadores radicales, cuya mesa de conducción irá hoy a su domicilio para expresarle su solidaridad.

Por un lado, una parte importante de la bancada reconoce que su ausencia implicará la pérdida de una personalidad que garantizaba "contención" en las filas radicales.

Esta teoría tiene, a su vez, un doble componente. Es que hay quienes ven en Alfonsín a una suerte de "pater familias" a la sombra de cuya figura crecieron políticamente, con toda la carga de admiración que eso acarrea.

Sin embargo, este sector, que ahora se siente huérfano de liderazgo, también teme al futuro sin Alfonsín en el bloque. Ese miedo radica en la posibilidad de que la rebeldía que hace poco menos de un mes encabezaron cuatro senadores encuentre ahora un nuevo caldo de cultivo. El dato no es menor en un partido que en los últimos tiempos, sobre todo desde la caída de Fernando de la Rúa, sufre una diáspora de dirigentes que amenaza terminar con una fuerte disgregación.

La otra sensación que flotaba ayer en el bloque radical es menos contemplativa con su figura. Es que, para varios legisladores radicales, Alfonsín decidió renunciar al Senado para evitar quedar atrapado en la "crisis que viene".

Esos voceros se basan en varios argumentos. Primero en la "destacada lectura de la realidad política" del senador. Sobre la base de este dato, aseguran, Alfonsín se ve venir una nueva crisis que podría ser definitiva para la suerte de Eduardo Duhalde.

Para alimentar esa hipótesis, agregan que las versiones que circulan cada vez con más insistencia en el Senado y en el mundo político indican que el ministro de Economía, Roberto Lavagna, volverá con las manos vacías de la gira a los Estados Unidos.

"Sin acuerdo, se acabó el gobierno de Duhalde y Alfonsín no quiere quedar pegado con el fracaso de una gestión a la que le brindó su apoyo irrestricto", agregaron las fuentes consultadas por LA NACION.

Por último, quienes sostienen esta teoría recuerdan que si bien la decisión de Alfonsín no era desconocida por Carlos Maestro, ambos legisladores venían discutiendo "la oportunidad" para hacer efectiva la renuncia y que, a priori, el horizonte parecía fijado para fines de julio.

Todas estas hipótesis fueron discutidas ayer por los senadores radicales en una reunión de bloque en la que casi nadie terminaba de aceptar los términos de la renuncia.

Defensa y ataque

Terragno

  • "La renuncia de Alfonsín a su banca exhibe el fracaso del seguidismo del radicalismo al Gobierno. Su alejamiento sería una gran contribución al bloque y al partido."
  • Casella

  • "Alfonsín fue objeto de críticas justas por los errores que cometió, pero más que nada de ataques despiadados por parte de quienes buscan condenar sus aciertos."
  • Fernández Valoni

  • "Su alejamiento debilita al Gobierno, pero puede recrear condiciones para que se encuentre un rumbo más firme, más claro y más eficaz", dijo el diputado cavallista.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?