Señales optimistas del Gobierno para fijar su nuevo vínculo con Irán

Ven como "moderado" a Rohani y emiten gestos de distensión con Teherán
Martín Dinatale
(0)
3 de julio de 2013  

A dos semanas de las elecciones presidenciales de Irán, ganadas por Hasan Rohani, quien se dispone a asumir en agosto, en la Casa Rosada viraron sugestivamente las miradas del vínculo con Teherán: no sólo creen que se mejorarán las relaciones, sino que también hay mucho optimismo de que en lo inmediato se pondrá en marcha el memorándum firmado con Irán para avanzar en la causa del atentado contra la AMIA.

"Hay un gran alivio, ya que ninguno de los candidatos presidenciales acusados por el atentado fue electo y se despejó el panorama", dijo a LA NACION un funcionario cercano a Cristina Kirchner. Se refería a Mohsen Rezai y Ali Akbar Velayati, que no sacaron ni el 15% de los votos y tienen pedidos de captura de Interpol por el ataque terrorista de 1994.

Teherán aún no giró a la Cancillería la nota con la ratificación del acuerdo sellado con Buenos Aires el 27 de enero pasado por la causa AMIA. Pero, en los últimos días, el Gobierno aceptó como "un moderado" a Rohani y dio varias señales de que podría despejar pronto los nubarrones con Irán:

  • La Presidenta deslizó en Twitter que el Gobierno está dispuesto a reflotar la causa de encubrimiento de la "pista Siria", que involucra al ex presidente Carlos Menem, al ex titular de la DAIA Rubén Beraja y al ex juez Juan José Galeano, entre otros. No sólo eso: la Cámara Federal aceleró la investigación de esa causa. Ésta sería una de las condiciones que habría impuesto Teherán para avanzar con el memorándum. El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Araqchi, dijo que la investigación sobre el atentado prosigue su "lógico proceso" y elogió los tuits de Cristina Kirchner.
  • La diplomacia iraní apuntó, aunque sin nombrarlo, al fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman, que emitió un dictamen en el que acusó a Irán de tender "una red de inteligencia para preparar atentados en América latina". El vocero de la cancillería iraní consideró: "Agentes extranjeros y sionistas están detrás del atentado contra la AMIA". Fuentes de la diplomacia de Irán dijeron a LA NACION que el mensaje no sólo iba dirigido a Nisman, sino también a Beraja. Anteayer hubo claras señales contra Nisman desde la Casa Rosada: la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, le denegó la autorización al fiscal para viajar a Washington y dar una charla en el Congreso de los Estados Unidos sobre el resultado de su investigación. La procuradora ya dio muestras más osadas de sus simpatías por el kirchnerismo. A todo ello se suma el sugestivo silencio del Gobierno ante los ataques de Irán hacia la figura de Nisman. Para Miguel Bronfman, abogado de la AMIA y de la DAIA, resulta "incomprensible la paciencia que el Gobierno le tiene a Irán, y eso habla de una relación más que amistosa entre ambos países".
  • El canciller Héctor Timerman recibió hace diez días a la directora de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, que le había enviado una carta para exigir que los familiares de las víctimas del atentado tuvieran una "participación activa" en la Comisión de la Verdad que se armará con Irán para avanzar en la causa AMIA. Pero, según contaron testigos del encuentro, la reunión duró apenas diez minutos, y el canciller no dijo una sola palabra del reclamo de Amnistía Internacional. Se limitó al formalismo de aceptar la recepción de la carta.
  • La Argentina ocupará en agosto la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU como miembro no permanente y en la agenda de trabajo, a la que accedió LA NACION no figura el tema de las sanciones económicas a Irán, que impide el ingreso de veedores internacionales para revisar su plan nuclear. En el temario que figura en los cables de la Cancillería, la Argentina llevará al debate de la ONU el conflicto en Siria, la extensión del terrorismo en África y el mantenimiento de las Misiones de Paz. Pero no habrá ni una palabra de Irán. "Es la rutina normal de temas que debemos llevar y respetar de la agenda", justificó un allegado a Timerman.
  • Comercio en auge

  • El comercio entre Irán y la Argentina aumentó significativamente en el primer trimestre de este año. Según un informe de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), que dirige Marcelo Elizondo, en 2012 las exportaciones de la Argentina a Irán fueron de US$ 52.134.000, mientras que en el primer trimestre de este año fueron de US$ 76.407.000. Esto habla de una mejora de más del 52%. La Argentina es la más beneficiada en este intercambio comercial, que en su gran mayoría contempla alimentos. En 2012 hubo un intercambio comercial global de US$ 1050 millones.
  • Timerman recibió hace unas semanas una carta de la Alianza Internacional de Recuerdo al Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés), en la que le pidieron desvincular a la Argentina de este grupo, a raíz del acuerdo con Irán. Esta organización, que reúne a 30 Estados y realiza programas de concientización en áreas de derechos humanos, educación y justicia, tiene un fuerte peso político en todo el mundo. Hasta ahora el Gobierno no dio muestras de malestar por esa potencial expulsión, que será vista con simpatías desde Teherán.
  • Todo parece encajar en el nuevo vínculo que dispondrá la Argentina con Irán tras la asunción de Rohani. Nada parece casual. La Presidenta ya dijo que no permitirá que "la Argentina sea una pieza de ajedrez del tablero geopolítico de las grandes potencias".

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.