Sergio Berni y Alejandro Granados se reunieron para contener posibles "desmanes" en el conurbano