Sergio Casas: "El peronismo nació para gobernar y se prepara para eso"

El vice del kirchnerista Beder Herrera está confiado en sucederlo y conservar el poder
Santiago Dapelo
(0)
3 de julio de 2015  

LA RIOJA.- Sergio Casas se mueve a sus anchas. Se abraza con quienes quiere compartir el mismo título, el de gobernador. Habla con el salteño Juan Manuel Urtubey y el sanjuanino José Luis Gioja, se ríe y disfruta del momento que le toca vivir. Después de acompañar a Luis Beder Herrera como su vice, siente que llegó su turno para liderar la provincia.

No lo inquieta la competencia. Incluso sus allegados anticipan una diferencia holgada, de más de 10 puntos, con el radical Julio Martínez, su principal rival. Los antecedentes son una prueba fundamental para explicar tanta seguridad. El peronismo es gobierno desde 1983. Y La Rioja es uno de los distritos en los que no hay alternancia; los otros son Formosa, Jujuy, La Pampa, Neuquén, San Luis y Santa Cruz.

"El peronismo es la única herramienta capaz de seguir transformando La Rioja. No es por hacer comparaciones odiosas, pero las veces que tocó la alternancia en nuestro país no nos fue muy bien", lanzó Casas, en referencia a los gobiernos de Raúl Alfonsín y Fernando de la Rúa.

-¿Cómo se explica la falta de alternancia en la provincia?

-El peronismo nació para gobernar y se prepara para eso. Tiene esa vocación y propone la igualdad. De abajo para arriba.

-Algunos opositores y desde un sector de la Iglesia plantearon dudas sobre la legalidad del recuento de votos. ¿Está garantizado?

-Nuestros adversarios fueron los que denunciaron que podría haber problemas. Me parece poco serio. La democracia nos ha costado muchísimo y, como decía Alfonsín, a la democracia se la honra, se la cuida y se la practica todos los días. No se puede hablar de fraude; hay que tener la grandeza y la responsabilidad de saber aceptar los resultados.

-¿Cómo fue la campaña?

-Tranquila. Es que nosotros venimos acompañando un proyecto que lidera Beder Herrera, que ha transformado a La Rioja. Y esto se produjo enmarcado en un proyecto nacional que encabezaron Néstor Kirchner y la Presidenta. Hoy tenemos una La Rioja más justa, productiva, que vale la pena ser vivida, donde se han desarrollado obras que son fundamentales. Fue una campaña de cara a la gente.

-¿Qué cosas hay que corregir?

-Los nuevos desafíos pasan por profundizar. Pero lógicamente esta es una provincia que depende de los recursos nacionales. Nosotros seguimos bregando por ese punto de coparticipación federal perdido en 1983, que le significa hoy a la provincia 2500 millones de pesos. Eso nos ayudaría, por ejemplo, para que no haya gente fuera del sistema.

-Una de las críticas más repetidas al gobierno provincial es la alta tasa de empleo público, que representa un 75% de la población activa. ¿Cuál es su plan para que mucha gente que recibe planes se inserte en el mercado laboral privado?

-Lógicamente el empleo público lo valoramos y lo cuidamos, y somos la única garantía. En otro momento era la principal fuente de trabajo, por eso hablo de la transformación de La Rioja; hoy es una provincia productiva. Buscamos llegar a la soberanía alimentaria.

-¿No es demasiado alta la incidencia del empleo público en el total de la provincia?

-Las provincias del Norte tienen esa cuestión. Al empleo público hay que capacitarlo y cuidarlo.

-¿Cómo imagina la relación con el gobierno nacional?

-Siempre hemos apostado por Scioli. Con su sencillez puede conducir el país y puede llevar adelante los mismos objetivos que se llevaron adelante con este modelo nacional de país, a diferencia de otros candidatos que no representan los intereses de la mayoría de los argentinos, sino de unos pocos. Intereses extranjeros que incluso quieren ver sometido al pueblo a costa de deuda ficticia o inventada por los fondos buitre.

¿Y si Macri fuera elegido presidente?

-No lo imagino. La verdad no lo veo a Macri preocupado por La Rioja, Catamarca o Jujuy. Se hace necesario tener esta filosofía que tiene el justicialismo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.