Sergio Massa: "No veo un escenario de confrontación con el campo"

Massa se reunió esta semana con Bolsonaro, quien dejó abierta la puerta para un encuentro con Fernández
Massa se reunió esta semana con Bolsonaro, quien dejó abierta la puerta para un encuentro con Fernández
Marcelo Silva de Sousa
(0)
6 de marzo de 2020  • 12:02

"¿Acá hay un estadio no? Yo vine a ver fútbol". Sergio Massa se acomoda en el asiento y fija la mirada en su ventanilla buscando alguna referencia cuando la van que lo lleva al aeropuerto de Río de Janeiro pasa por las inmediaciones del mítico estadio Maracaná.

Acaba de terminar una reunión con el gobernador de Río, Wilson Witzel, el último encuentro antes de regresar a Buenos Aires de una extensa agenda de dos días en Brasil, que tuvo como plato fuerte una audiencia con el presidente brasileño Jair Bolsonaro.

"Bolsonaro quiere tener con Alberto una relación que ayude a los dos países a crecer", asegura el tigrense, en una entrevista exclusiva con LA NACION ayer por la noche.

El presidente de la Cámara de Diputados cree que el conflicto con el campo se encauzará con diálogo. "Hay una situación particular para quienes comercializan más de 10 mil toneladas (de soja), que no son ni pequeños ni medianos productores", asegura Massa, quien dice no temerle a la vuelta de los productores a las rutas.

El diputado evita la polémica al esquivar el debate por los presuntos presos políticos en Argentina que generó tensiones dentro de la coalición oficialista y espera rapidez en el trámite para una ley de aborto.

-¿Cuál es el balance de la visita a Brasil?

-Toda la dirigencia política brasileña, desde Bolsonaro hasta el presidente de la Corte Suprema, plantean la importancia de que la relación bilateral sea fluida y se fortalezca. Todos insisten en la importancia del Mercosur. El camino que iniciaron Alberto Fernández y Felipe Solá es muy parecido al que plantean todos y nos puede llevar a una relación muy fructífera.

-¿Las diferencias ideológicas con Bolsonaro quedaron atrás?

-(Bolsonaro) Me planteó con absoluta claridad que quiere tener con la Argentina y con Alberto una relación cordial y de trabajo fructífero que ayude a los dos países a crecer de la mano.

-¿Quedó más cerca la reunión entre Fernández y Bolsonaro?

-Bolsonaro tiene toda la voluntad de juntarse, y Alberto me dijo que le transmita que existe el deseo de avanzar en la relación y reunirse prontamente.

-¿Cómo ve los primeros tres meses del gobierno de Fernández?

-Arranca de un piso muy complicado. El paquete de deuda y el mal diseño de la política de deuda del gobierno de Mauricio Macri dejó a la Argentina acorralada. Rehacer el perfil de vencimientos y darle sustentabilidad a esa deuda es una tarea muy importante. En el camino de rediseño de deuda, el Gobierno viene trabajando en paralelo en dos frentes muy importantes: la recuperación del poder de compra de la clase media, con el congelamiento de tarifas y baja de tasas de interés, y además la recuperación del poder de compra de los más vulnerables con la tarjeta.

-¿La suerte del gobierno está atada a resolver rápidamente la deuda?

-El primer éxito es haber logrado equilibrio en la coalición de gobierno. Argentina necesita un acuerdo importante para salir de la dinámica amigo-enemigo. Es el primer escalón en el camino al éxito. El segundo paso es que generemos herramientas para hacer crecer la economía que está estancada.

-El oficialismo ganó la elección con la promesa de "llenar la heladera" y devolverle la dignidad a los jubilados. Sin embargo, una de las primeras decisiones fue avanzar en un ajuste jubilatorio, así definido incluso por una diputada oficialista. ¿Por qué el gobierno tomó esa decisión? ¿Cómo lo explica?

-Es muy simple. En la Argentina hay un sistema jubilatorio en el que la mayoría cobra muy poquito. Y muy poquitos cobran la mayoría. Por eso es tan importante fortalecer a los jubilados de la mínima que son hoy las peores víctimas de los cuatro de años de Macri porque perdieron el 20,5% del poder adquisitivo.

-¿Una mejora tan pequeña sobre la mínima ($197 por mes) tiene un impacto real?

-Es el primer paso de un camino de búsqueda de mejoras. Cuando llegué a la ANSES en 2002 la primera mejora fue de $50 en un país en el que había enormes dificultades. Restablecer la sustentabilidad del sistema jubilatorio es muy importante.

-La semana que viene habrá una medida de fuerza definida por la Mesa de Enlace por el aumento de las retenciones a la soja. ¿Cómo ve esa situación?

-No veo un escenario de confrontación. El presidente llama permanentemente al diálogo al campo porque lo considera un actor central de la política económica. De 26 productos que se exportan, 25 tienen rebajas en las retenciones o siguen igual y hay una situación en particular para los que comercializan para exportación más de 10 mil toneladas -no son ni pequeños ni medianos- tienen 3 puntos de aumento. El campo es uno de los motores y creemos que hay que construirle un segundo piso al campo agregando la mayor cantidad de valor posible a la economía primaria.

-¿Le teme un escenario con productores en las rutas similar al de la 125?

-Estoy seguro de que el gobierno va a mantener el diálogo como mecanismo de vínculo con el campo.

-¿Cree que finalmente prosperará en el Congreso un proyecto de legalización del aborto, mencionado por Fernández en la apertura de sesiones?

-Seguramente se empiece a tratar en los próximos 15 días, respetando la opinión individual de cada diputado vamos a trabajar para que el Congreso resuelva rápido y tengamos una ley.

-¿El gobierno puede ir hacia una ley más permisiva sin romper la relación con el Papa?

-Hay sistemática y permanentemente en algunos sectores la idea de plantear que cada idea del gobierno es contra alguien y no a favor de alguien. Acá no se trata de tomar una medida contra las convicciones y creencias de quienes somos católicos, sino de resolver una cuestión de política de salud que genera muertes.

-¿Le incomoda el debate y las tensiones dentro de la coalición oficialista sobre la supuesta existencia de presos políticos en Argentina?

-Tenemos una opinión fijada, tomada y difundida en los últimos cuatro años que no ha cambiado.

-¿Qué le pareció la liberación de Julio de Vido? ¿Él era un preso político?

-No he tenido tiempo de leer las noticias ni los fundamentos de la liberación.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.