Sergio Massa, en Washington: "El fracaso es de Macri y del Fondo"

Sergio Massa viajó a Estados Unidos
Sergio Massa viajó a Estados Unidos Fuente: Archivo
(0)
4 de octubre de 2019  • 11:10

WASHINGTON.- Hace un año, Sergio Massa llegó a Washington a promover Alternativa Federal, el espacio político que aspiraba a agrandar "la avenida del medio", y terminó consumido por la grieta. Ayer, Massa, candidato a diputado, aterrizó otra vez en la capital de Estados Unidos, ahora como pilar del Frente de Todos y uno de los artífices de la unidad del peronismo, de la cual renegó hace un año, y que fue crucial para el rotundo triunfo de la fórmula integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner en las primarias presidenciales.

En Washington, Massa buscó generar tranquilidad ante los temores que genera un eventual regreso del kirchnerismo al poder en una charla en el Centro Woodrow Wilson, antes de viajar a Nueva York, donde verá a inversores y empresarios en el Consejo de las Américas.

En un discurso, y en una entrevista con corresponsales, Massa prometió cerrar la grieta, apuntaló a la figura de Alberto Fernández, criticó a Venezuela, culpó al presidente Mauricio Macri y al Fondo Monetario Internacional ( FMI ) por la crisis, dijo que el ajuste "fracasó", y que llegó el tiempo de apostar al crecimiento para resolver los problemas del país. El Fondo, dijo, tiene la responsabilidad de "acompañar" y entender que el país "necesita crecer para pagar".

"El ajuste ya fracasó, y viene el tiempo de apostar al crecimiento como herramienta de solución a los problemas de la Argentina", afirmó Massa, en su encuentro con corresponsales. Un rato después, insistió: "La receta del ajuste al Fondo ya le fracasó, ahora tiene que ver cómo se asocia a la receta del crecimiento de la Argentina. Está claro que el fracaso es de Macri y del Fondo, juntos".

Massa reconoció que en Estados Unidos existe "escepticismo y alguna negatividad" respecto de un eventual gobierno de Alberto Fernández. Intentó torcer ese rechazo indicando que "se terminó la idea de vencedores y vencidos", que buscarán construir consensos y el Frente de Todos es "el primer paso para cerrar la grieta". En el Centro Woodrow Wilson, Massa hizo hincapié en este punto, y trató de despejar temores a una eventual injerencia de Cristina Kirchner en un futuro gobierno peronista.

"Hay que terminar con ese cuento. En la Argentina no viene el cuco. En la Argentina viene una fuerza política moderada, responsable, ordenada, que eligió cerrar la grieta de la Argentina", afirmó ante un auditorio de funcionarios, académicos, inversores, periodistas y analistas de Washington.

Massa remarcó que el Poder Ejecutivo es "unipersonal", y señaló que el hecho de que el presidente será Alberto Fernández es suficiente para confiar en el próximo gobierno.

"La decisión que el candidato sea Alberto, que es quien en definitiva es el primero de nosotros que lidera la ruptura y las críticas a las 'moreneadas' del gobierno anterior, de alguna manera es descriptiva, y es una decisión que para mi es más que suficiente. Y además la capacidad de liderazgo que tiene Alberto, que trabajó muchísimos años a la par mío. No tengo ninguna duda de que tiene la autoridad y la autonomía para liderar la etapa que viene en la Argentina".

Massa también respondió a la inquietud de que un triunfo amplio en las elecciones del 27 de octubre pueda provocar el regreso del famoso "vamos por todo" del 2011, cuando Cristina Kirchner obtuvo más del 54% de los votos. "Les diría que no hay lugar para el vamos por todo. Hoy es vamos con todos. Aun construyendo una diferencia grande desde el punto de vista electoral, vamos a convocar a la oposición a los acuerdos de política de Estado. La Argentina no tiene más lugar para la idea de vencedores y vencidos porque está al borde del precipicio", afirmó.

Corrupción

Otro temor respecto del retorno del kirchnerismo al poder es que frene las causas por corrupción en los tribunales de Comodoro Py en las que están acusados Cristina Kirchner y funcionarios de su gobierno. Massa dijo que los juicios deben seguir su marcha, que nadie tiene interés en frenarlos, incluida Cristina Kirchner, y remarcó que "nadie va a tener coronita en la Argentina". También criticó a la Justicia, y dijo que la estabilidad de los jueces debería tener "algún mecanismo de revisión".

"Los juicios que están en marcha tienen que tener sentencia, condenatoria o absolutoria. Nadie en la Argentina tiene interés o intención en parar esos juicios. Nadie va a tener coronita. El que va a juicio, va a juicio. El poder judicial tiene que funcionar de manera autónoma e independiente", afirmó.

Massa, quien se perfila para ser el próximo presidente de la Cámara de Diputados, reiteró buscarán un esquema basado en un dólar competitivo, el superávit comercial y el equilibrio fiscal en un programa "que condimente estabilización para construir confiabilidad con crecimiento". El camino, sugirió, será buscar impulso a través de las exportaciones y la inversión, el mismo sendero de crecimiento que, paradójicamente, está en el horizonte que propone Mauricio Macri.

A la hora de definir el futuro de la política hacia Estados Unidos, Massa planteó dos ejes: respeto mutuo y colaboración. Al hablar de Venezuela, citó el informe de Michele Bachelet de Naciones Unidas, dijo que la situación en la nación caribeña es "dramática" y el gobierno "no cumple las normas democráticas". Alberto Fernández ha evitado utilizar la palabra dictadura, aunque Massa sí lo ha hecho.

"La posición nuestra es muy clara. Negar lo que pasa en Venezuela es ser cómplice", indicó. "Cuando lees el informe de Bachelet, cuando Alberto Fernández remite su posción al informe de Bachelet, y habla el informe de violaciones sistemáticas de los derechos humanos, de incumplimiento a las normas demcraticas, Bachelet está describiendo una dictadura, y remitir al informe de Bachelet es remitir a la descripción de cuál es el pensamiento. Después a algunos les gusta el título para el diario", afirmó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.