En paralelo al aborto, sesión de alto voltaje en el Senado con jubilaciones y el recorte de fondos a la Ciudad