SGI necesitó de un banco o un cambista grande para poder sacar los euros del país