Siemens: EE.UU. pide datos a la justicia local

El juez Lijo enviará un informe a Nueva York
Hugo Alconada Mon
(0)
15 de diciembre de 2011  

En un juego a tres puntas, las investigaciones en marcha en la Argentina, Estados Unidos y Alemania contra la multinacional Siemens por el pago de coimas para obtener el Proyecto DNI podrían potenciarse durante las próximas semanas, cuando profundicen el cruce recíproco de información sensible.

El primer paso lo dio el fiscal federal de Nueva York, Preet Bharara, quien pidió la colaboración del juez federal argentino Ariel Lijo para avanzar con su acusación contra ocho ex ejecutivos y colaboradores de la compañía.

El contacto inicial y reservado, que habría ocurrido dos meses atrás, según reconstruyó LA NACION, se plasmará en el envío, la semana próxima, del material recabado por Lijo, tanto en Alemania como en la Argentina, y que derivó en el arresto domiciliario del lobbista Carlos Sergi y el llamado a indagatoria de 22 ex ejecutivos de Siemens y del grupo Macri, de las que se ya concretaron 14 declaraciones.

Tanto el fiscal Bharara y otros funcionarios del Departamento de Justicia como de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y de la Comisión Nacional de Valores (SEC, en inglés) buscan complementar así el material que ya les remitió la fiscalía de Munich a cargo de la investigación en Alemania.

"El Departamento de Justicia y la SEC colaboraron estrechamente con la Oficina del Procurador Público de Munich para avanzar con este caso", informó el propio Departamento en su comunicado público, lo que incluyó "compartir información y evidencias".

La Oficina Anticorrupción pidió a su vez que el flujo de información también beneficie a la investigación local. Para eso, requirió ayer a Lijo que envíe un exhorto a Estados Unidos "a fin de obtener copia de la documentación" recabada para acusar de cuatro cargos criminales a los ocho ex ejecutivos y colaboradores de Siemens, entre ellos el miembro del directorio central de Siemens y máximo responsable mundial por el Proyecto DNI, Uriel Sharef.

Por lo pronto, otro de esos ocho acusados, Bernd Regendantz, ya arribó a un acuerdo extrajudicial con la SEC, por lo que, sin reconocer ni negar su responsabilidad en las imputaciones, logró cerrar la demanda civil en su contra a cambio de pagar una multa administrativa de sólo 40.000 dólares.

Fiscalía de Munich

El intercambio en curso de información, de todos modos, va más allá de Estados Unidos, ya que la Fiscalía de Munich y el juez Lijo también redoblaron la cooperación mutua durante las últimas semanas.

En esa línea, dos tercios del material enviado desde Alemania -que incluye documentos internos de la compañía, memorandos, constancias bancarias, al igual que declaraciones testimoniales e indagatorias ante la Justicia- ya fueron traducidos al español para que Lijo y el fiscal federal Luis Comparatore lo cotejen.

Desde Alemania, sin embargo, fueron más allá con sus aportes. Dado que Lijo identificó a varios ex ejecutivos que residen en aquel país entre los 22 sospechados que llamó a prestar declaración indagatoria, la Fiscalía de Munich ya informó que todos ellos fueron notificados. Más aún, ofreció que Lijo y Comparatore viajen y tomen allá las indagatorias pendientes, si el ordenamiento jurídico argentino así lo permite.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.