Siguen las dudas sobre lo que pasó en las primeras horas

Fein las potenció al decir que no podía garantizar qué sucedió antes de su llegada
(0)
27 de febrero de 2015  

Los investigadores no saben qué pasó durante las horas previas a la muerte del fiscal Alberto Nisman, pero ahora dudan también sobre lo que ocurrió durante la noche posterior.

La primera que cuestionó la preservación de la escena de la muerte fue Natalia Fernández, uno de los testigos del procedimiento que empezó la madrugada del 19 de enero (Nisman murió el domingo 18). Fernández, que ingresó al departamento cuando el cuerpo ya no estaba allí, denunció a los medios una serie de irregularidades, pero después, en la fiscalía, se desdijo de casi todo. Además, su testimonio fue contradicho por el de otros testigos que, como ella, estuvieron esa madrugada en la torre Le Parc, en Puerto Madero.

Las dudas se posan ahora sobre lo que pasó varias horas antes, desde que encontraron el cuerpo -poco después de las 22.30- hasta que llegaron las autoridades judiciales al departamento. Tres horas, dijo ayer la fiscal Viviana Fein, que advirtió que ella no podía garantizar que en ese tiempo no se hubiera alterado el lugar.

Todavía no hay precisión sobre los horarios, pero la Justicia sabe que el cerrajero que abrió la puerta del departamento había llegado en un taxi que, de acuerdo con el ticket, lo dejó en el lugar a las 22.28. El dijo que abrir fue una pavada, que le llevó menos tiempo que guardar las herramientas. Es decir que poco después de las 22.30 la madre de Nisman y el custodio Alberto Niz dieron con el cuerpo tendido en el baño.

La fiscal dijo ayer que ella había llegado a la 1.20 al departamento, acompañado por su secretario, Bernardo Chirichella, que la había pasado a buscar. ¿Por qué pasó tanto tiempo? Según la fiscal, porque a su secretario recién lo llamaron a la 0.15; él le avisó por teléfono 0.20; salió desde Olivos y la pasó a buscar por Belgrano, y llegaron a Le Parc a la 1.10. Se reunieron con el juez, que había llegado minutos antes, y subieron juntos.

¿Por qué no se enteró más temprano la fiscalía? ¿Por qué el primer aviso lo recibieron después de la medianoche?

A Chirichella le avisó Prefectura y a Prefectura, el SAME. No hubo llamado alguno al 911. Según Berni, los prefectos llegaron poco después de que Nisman fuera encontrado muerto y estaban allí para "preservar todo". Ayer, Fein había sido ambigua cuando habló del obrar de Prefectura. Dijo que Chirichella le había indicado al prefecto con el que habló que "no se actuara de modo alguno" hasta hablar con la fiscal, que iba en camino.

Consultada acerca de por qué entonces había tanta gente y varios prefectos dentro del departamento, ella contestó: "No fueron directivas mías". No obstante, tanto en la fiscalía como en la Secretaría de Seguridad subrayan que desde el primer momento estuvo siempre la madre en el cuarto de Nisman, frente a la puerta del baño donde su hijo había aparecido muerto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.