Silencio sobre el programa de reuniones bilaterales