El nuevo plan económico: sin comentarios en Washington. Silencio y negociaciones en el Fondo