Suscriptor digital

Sin acuerdos en una reunión sobre derechos humanos

Pidieron el pase a retiro de dos oficiales
(0)
24 de agosto de 2000  

El ministro de Defensa, Ricardo López Murphy, recibió ayer en el Edificio Libertador al presidente y al director ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky y Martín Abregú, respectivamente. El encuentro tuvo su punto previo de interés en la discusión por el posible uso de planes Trabajar en las Fuerzas Armadas, pero la agenda se orientó decididamente hacia los temas relacionados con los derechos humanos.

Las partes definieron que la reunión se desarrolló en un tono duro y respetuoso. Coincidieron en señalar que no se llegó a acuerdo alguno.

El ministro se hizo responsable por las acciones llevadas a cabo bajo su órbita, en momentos en los que los representantes del CELS reclamaban por la alta exposición pública del jefe del Ejército, teniente general Ricardo Brinzoni.

Los ascensos otorgados este año fueron cuestionados por el organismo defensor de los derechos humanos. Tanto Verbitsky como fuentes de Defensa comentaron que López Murphy entiende como inobjetables esas promociones, por cuanto pasaron los filtros legales hasta su aprobación en el Congreso.

El CELS pidió el pase a retiro del coronel Daniel Cardozo, uno de los pliegos cuestionados en febrero último, pues figura en el informe de la Conadep como participante en el secuestro de la ciudadana francesa Marie Anne Erize. Por ese caso está detenido en Roma, por pedido de la justicia de Francia, el mayor (R) Jorge Olivera.

También se solicitó el pase a retiro del teniente coronel Héctor Corres, por haber sido identificado como torturador por la Cámara Federal de Bahía Blanca. Según el CELS, el Ministerio de Justicia había enviado a López Murphy una comunicación en ese sentido. Allegados al ministro negaron conocer esa situación.

Los voceros del encuentro aseguraron el compromiso del ministro en cuanto a analizar con detenimiento los antecedentes de los futuros pliegos de ascenso. Del lado de Defensa agregaron: "Esto no significa que el CELS u otro organismo se transforme en censor de nuestras decisiones".

Reclamos concretos

Tres puntos más fueron los reclamos específicos del CELS: * Que el 24 de marzo próximo, al cumplirse 25 años del golpe militar, los jefes de las fuerzas realicen un discurso contundente en contra de esa acción y del posterior terrorismo de Estado.

* Que se retiren del Colegio Militar los retratos de los ex presidentes militares Jorge Videla y Reynaldo Bignone.

* Que se coloquen placas recordatorias en cada lugar en el que haya funcionado un centro clandestino de detención.

López Murphy pidió que esas sugerencias se las hiciesen al presidente Fernando de la Rúa, en su carácter de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

Para el CELS, el Ejército avanza hacia responsabilidades sociales que no le son propias, como el pedido de planes Trabajar para formar soldados part-time . López Murphy aseguró que no se trata de militarizar a la sociedad, sino de aprovechar en la coyuntura económica estructuras castrenses a falta de otras. Fue un intercambio de opiniones que no variaron un centímetro al salir de la reunión.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?