Amplia condena en la prensa internacional a la presión a los anunciantes

En la región, EE.UU. y España vinculan la medida oficial con los problemas para detener la inflación
(0)
9 de febrero de 2013  

La prohibición a los supermercados, que acordaron congelar precios por los próximos dos meses, a publicar anuncios en medios nacionales tuvo ayer amplio eco en la prensa mundial.

Por medio de crónicas y duros editoriales, publicaciones líderes de la región, de España y de los Estados Unidos dieron cuenta de la orden del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para que las cadenas dejen de publicar avisos los fines de semana.

"Con un mismo tiro, –el congelamiento de precios–, la Casa Rosada quiere alcanzar tres objetivos", planteó en el primer párrafo un duro editorial del diario O Globo de Brasil . Y enumeró: "La inflación, las demandas sindicales por salarios y la prensa independiente". Enseguida, afirmó que la libertad de prensa y la suba de precios "son tratadas de forma inadmisible por el autoritario gobierno de Cristina Kirchner".

The Washington Post, en tanto, publicó la noticia a partir de un cable de la agencia AP y destacó que la publicidad de los supermercados es una importante fuente de ingresos para los medios "que no gozan de subsidios o pauta oficial" y recordó el informe que la Auditoría General de la Nación (AGN) difundió esta semana, en el que denunció que el Gobierno reparte la publicidad oficial de manera discrecional.

El País, de Madrid, hizo foco en los métodos de Moreno. Tras describir el congelamiento de precios como una medida que se tomó "por decreto, pero sin decreto" y destacar que en la Argentina "el apretón de manos de Guillermo Moreno tiene más fuerza que cualquier contrato", el matutino planteó: "De palabra también pudo llegar la «sugerencia» a las grandes cadenas para que retiren los anuncios".

El Comercio de Perú, en tanto, dio amplio despliegue a la noticia. Tras plantear que el gobierno de Cristina Kirchner impulsó el acuerdo de precios "para frenar la inflación", advirtió que la medida "llegó acompañada de una inédita prohibición", en alusión al cepo a los anuncios.

Con ironía y bajo el título "Reloj, no marques las horas", un editorial del diario peruano describió el acuerdo con los supermercados como "un camino muy ingenioso para combatir la galopante inflación que desde hace varios años [Cristina Kirchner] viene intentando disimular".

"De paso, la Presidenta aprovechó la medida para meterle un golpe financiero a su bestia negra, la prensa", añadió enseguida.

"Prohíben a cadenas publicitar en diarios", tituló el diario uruguayo El País un detallado artículo con las últimas decisiones de Moreno.

También en Montevideo, El Observador aludió a la solicitada que ayer publicó La Asociación de Editores de Diarios de Buenos Aires (Aedba) en la que tildó de "atropello" el pedido de Moreno a las cadenas de supermercados.

En Ecuador, el diario El Comercio llevó el tema en su portada. "Cerco a la prensa con la publicidad", tituló.

Tras describir el acuerdo entre Moreno y las grandes cadenas de supermercados, el matutino recordó la reciente "moción de censura" del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la Argentina por la poca fiabilidad de sus estadísticas y el desfase entre la inflación oficial para 2012(10,8%) y la que calcularon las consultoras privadas (25,6%).

"Unas horas después del anuncio del congelamiento, la medida tendió un cerco económico indirecto sobre los medios críticos que no reciben publicidad oficial", completó la publicación ecuatoriana.

Precios, cepo y medios

Polémica por las decisiones oficiales contra la inflación

Guillermo Moreno / secretario de Comercio

En menos de una semana, el funcionario encargado de revertir la inflación acordó con los supermercados el congelamiento de precios hasta el 1° de abril. Se supo después que el acuerdo incluía un pedido para que las cadenas no publicaran avisos en los medios de circulación nacional. El freno a los precios fue criticado por ineficaz y el cepo a la publicación de anuncios, que cuestionaron dirigentes opositores y asociaciones, fue interpretado como un nuevo ataque a la libertad de prensa.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.