Solá: las denuncias son sólo "picardías"

Restó valor a las versiones de fraude
(0)
6 de mayo de 2003  

LA PLATA.- Para el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, las denuncias sobre irregularidades con documentos falsos en la elección del domingo 27 del mes último no son más que "picardías".

El mandatario provincial agregó que las sospechas por el supuesto delito de fraude "no van a alterar para nada el resultado" de esos comicios.

El jefe del Estado bonaerense, aliado con el candidato presidencial del Frente para la Victoria, Néstor Kirchner, minimizó las dudas que alienta el postulante del Frente por la Lealtad, Carlos Menem.

"No creo que haya ocurrido algo distinto de alguna picardía, que pudo haber pasado, y que se da en todos lados", reconoció Solá.

El gobernador agregó que "las personas acusadas forman parte del menemismo de La Matanza". Solá aludió así a un puntero político, Juan Manuel Pereyra, acusado ante la Justicia.

"Sin consistencia"

El mandatario consideró que las denuncias formuladas por el programa de televisión "Kaos en la ciudad" ante el juzgado federal de Morón N° 1, a cargo de Germán Castelli, "no tienen consistencia".

El jefe del Estado provincial desestimó así la presentación que Menem realizará hoy ante la justicia federal de la Capital para pedir que se investigue si -además de la falsificación de documentos que mostró el programa televisivo- existió un acto fraudulento.

Solá se refirió a los 12 días que faltan para la segunda vuelta. "La campaña ya se hizo, ya se lanzó la propuesta y no creemos que haya que continuarla. Lo que hay que hacer es ponerse a trabajar", estimó el gobernador.

En tal sentido, anunció que mantendrá encuentros con jefes comunales del interior y de los partidos del Gran Buenos Aires, pero aclaró que no participará "en actos ni en campañas políticas".

Solá señaló que "cualquiera sea el resultado de la segunda vuelta electoral, los argentinos tendremos que estar más unidos".

"La Argentina deberá seguir creciendo con el presidente que llegue", sostuvo el mandatario. E instó a los argentinos a "no perder tiempo enredándonos en rencillas políticas si eso detiene la inversión o el crecimiento económico".

El jefe del Estado provincial concluyó que "lo que importan son los hechos: que las fábricas se abran y que las obras se hagan. Lo demás es verso".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.