Solidaridad y respaldo de Italia a la Argentina

El vicecanciller verá hoy a De la Rúa
Jorge Elías
(0)
13 de diciembre de 2001  

Solidaridad en los momentos difíciles. Amistad entrañable. Y especial énfasis en considerar a la Argentina como socio de su política exterior y su actividad en América latina. Tres mensajes en uno que resumió ayer el vicecanciller de Italia, Mario Baccini, frente al canciller Adalberto Rodríguez Giavarini y que refirmará hoy frente al presidente Fernando de la Rúa.

La visita de Baccini tiene una razón formal: la firma del protocolo de ejecución del convenio cultural y científico que acordó, en 1998, el primer ministro Romano Prodi y que, posteriormente, ha sido confirmado por ambos parlamentos.

Pero coincidió con la crisis económica y, por ello, la reunión con Rodríguez Giavarini giró, sobre todo, alrededor de una coyuntura difícil en la cual Italia, como miembro del grupo de los siete países más industrializados del mundo (G-7), ha respaldado la gestión de De la Rúa y ha abogado por una pronta recuperación.

El acuerdo rubricado ayer prevé, entre este año y 2005, la difusión del idioma, la cultura y la cooperación en aspectos educativos, un programa bilateral de intercambio de becas, el impulso de la actividad cultural y artística, y la colaboración en radio y en televisión, entre otros puntos.

Compromiso político

Baccini habló, sin embargo, de un compromiso político de Italia con la Argentina. Y, asimismo, transmitió a Rodríguez Giavarini la total disponibilidad de su país en momentos en los cuales la crisis golpea duro al país.

De la reunión surgió la confirmación del viaje de Rodríguez Giavarini al Vaticano e Italia, a fines de enero. Y, de ahí, al Foro Económico Mundial, en Nueva York.

Prólogos de la visita a la Argentina que hará el canciller italiano, Renato Roggiero, uno de los primeros en expresar palabras de aliento cuando el Grupo de Río y el G-7 procuraron convencer a George W. Bush de que debía mediar ante el Fondo Monetario con tal de liberar dineros para el país. Señal de respaldo a una suerte de hijo pródigo en los peores momentos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.