Suscriptor digital

Sólo en off

Granillo, prenda de un acuerdo por "pago al contado"
(0)
27 de marzo de 2000  

Pago al contado. Los peronistas ya no confían en nadie, y menos en sus "compañeros". Carlos Menem y los nueve gobernadores peronistas del Frente Solidario Federal diseñaron el Acuerdo del pago al contado. Si nada falla, terminará con la renuncia, el lunes próximo, de Raúl Granillo Ocampo a la candidatura a jefe de gobierno porteño.

¿Por qué "pago al contado"? Los jefes territoriales del PJ pidieron a Menem que dejara de sostener a Granillo Ocampo como candidato del PJ. Y que apoyara la postulación de Domingo Cavallo, de Encuentro por la Ciudad, para los comicios del 7 de mayo próximo, en contra de la Alianza. Menem caviló unos instantes, con aire pensativo. Y contrapuso: a cambio, los gobernadores deberán asistir el próximo lunes 3 de abril al consejo nacional del PJ y no desairar a su titular. Sólo entonces, con los mandatarios a su alrededor, el ex presidente hará renunciar a Granillo; el ex primer mandatario parece seguro de poder hacerlo.

El ex presidente busca así que el anuncio del apoyo del PJ a Cavallo no le pase tan lejos. Y los gobernadores quieren que el PJ integre el cavallismo porteño para "jugar a ganador" contra el Gobierno y la Alianza.

El "pago al contado" fue precedido de una seña para que el negocio ganara credibilidad: Menem dijo en público que el PJ debía apoyar a Cavallo en la segunda vuelta. Fue sólo una prueba de reciprocidad.

* * *

Puerta giratoria. Dentro de pocas semanas, habrá otra medida para transparentar el desempeño de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE). Los jefes radicales de los espías diseñaron reformas edilicias que, si bien respetarán el estilo del edificio de la calle 25 de Mayo, modificarán un detalle que no es menor: la puerta de vidrios oscuros.

En su lugar, se instalará una puerta giratoria con cristales normales, como los de, por ejemplo, una sede bancaria. Es que los vidrios espejados actuales impiden que los transeúntes puedan mirar hacia el interior de la SIDE.

Quienes frecuentan la central de inteligencia cuentan que la idea partió del jefe de la SIDE, Fernando de Santibañes, el nuevo Señor Cinco, como se conoce en la jerga al titular del organismo. No es casual: Santibañes es banquero. Eso sí: para concretar el proyecto habrá que colocar detectores de armas más modernos que los que actualmente funcionan en la entrada del edificio.

* * *

Apodos delarruistas. Los sobrenombres en el gabinete de Fernando de la Rúa parecen estar a la orden del día. El jefe de Gabinete, Rodolfo Terragno, por ejemplo, mereció el mote de "amanecer", porque siempre "aclara". El apodo surgió la semana última, luego de una seguidilla de comunicados "aclaratorios" del funcionario respecto de su postura frente a Brasil en las negociaciones por el Mercosur.

El presidente de la Cámara de Diputados, Rafael Pascual, sería propuesto en las próximas horas como director honorario de un grupo de pensadores que competiría con el ya famoso "sushi", que integran el hijo mayor del Presidente, Antonio de la Rúa, y el vocero presidencial, Darío Lopérfido. Pascual, en cambio, comandaría el "grupo Suchard", que alude a su inclinación por las golosinas.

* * *

Primer miembro de la usina. En los pasillos gubernamentales, el sociólogo Eduardo Fidanza, del estudio Catterberg, comenzó a ser mencionado como un primer miembro posible de la "usina de ideas" que prepara el presidente Fernando de la Rúa.

En realidad, se trata del primer nombre concreto que surge en el medio oficial, porque la reserva con la que se trabaja en ese proyecto impidió otras filtraciones. El grupo funcionaría como una usina destinada a producir proyectos de futuro (mediano y largo plazo). Entre los antecedentes de Fidanza sobresale su desempeño en el grupo de campaña que llevó a De la Rúa a la presidencia. De esas épocas, el jefe del Estado cultivó un notable aprecio por sus aportes.

* * *

Otra vez Pedemonte. El restaurant Pedemonte comenzó a revivir sus tradicionales épocas en las que servía como reducto de reunión de importantes políticos. Entre platos y exquisiteces, se cocinan tramas e intrigas a granel.

La semana última se dejaron ver allí, en una animada mesa, los radicales Rafael Pascual y Ricardo Yofre junto a los demócratas cristianos Eduardo Cúneo y Federico Bauswitz. Cúneo, nuevo presidente de la DC, sondeó a los radicales para que su partido tuviera un mayor protagonismo en la Alianza.

La democracia cristiana busca salir del ala del Frepaso para recobrar su papel de partido socialcristiano, con directa relación con la Internacional Demócrata Cristiana. Pascual y Yofre prometieron hacer gestiones, aunque no resultados inmediatos. En otras mesas, miraban de reojo el ex diputado radical José Bielicki y la legisladora porteña cavallista Martha Oyhanarte.

* * *

La lupa de Menem. Durante la semana última, Carlos Menem dividió sus quehaceres entre la política y la pesquisa. Su actividad central lo llevó a lidiar con los gobernadores del PJ (gente difícil) por inminentes apoyos a Cavallo, como se informa más arriba. Pero lo atrapó una búsqueda afanosa por un automóvil.

El vehículo, en rigor, no era de su propiedad. Finalmente fue hallado en una provincia. Aparentemente, había sido robado. Se trataba del auto de un empresario paraguayo, Diego Cardona, que extravió un modelo de alto valor afectivo para él. "El presidente estuvo ocupadísimo", confió un joven que frecuenta el domicilio de Menem, en Belgrano.

Cardona, propietario de la empresa de transportes paraguaya La Asunseña, se lamentó toda una tarde ante el ex presidente por la pérdida de su entrañable carro.

* * *

Golpe para el personal. En otro intento por reducir los gastos de la Cámara alta, el titular del Senado, Carlos Alvarez, dispuso una medida que para algunos resulta antipática: todas las comisiones que se creen a partir de ahora no podrán tener personal temporario o contratado sino que deberán conformarse con los agentes disponibles de la planta permanente. La resolución cayó como un balde de agua fría entre los senadores, ya que, justamente, el objetivo oculto de acceder a la presidencia de una comisión es sumar módulos en personal.

* * *

Al mal tiempo, buena cara. A los viajes de negocios que el ex presidente norteamericano George Bush realizó por nuestro país podría agregársele el capítulo sudamericano. Es que en la última visita a la Argentina, la pesca de truchas en la estancia fuegina Menéndez lo llevó a ser vecino (a ocho kilómetros) del paraguayo Lino César Oviedo, asilado entonces en la estancia San Luis. Uno de los principales referentes del oviedismo jura que allí se produjo un encuentro, en el que el hoy prófugo ex general escuchó quejas de hombres de Microsoft, preocupados por los 600 millones de dólares que aseguran perderse por el contrabando y copias de software. Ah, se recuerda que a Bush no le tocó buen tiempo para pescar...

* * *

Que no, que sí. A apenas dos semanas de haber asumido, el senador Alberto Rodríguez Saa (San Luis) hizo una pirueta para separarse de la bancada del PJ. Con la excusa de que no le habían dado un despacho, el hermano del gobernador puntano envió una carta ambigua a las autoridades del Senado en la que pide participar de las reuniones de presidentes de bloque, aunque ratifica su pertenencia al peronismo.

Los senadores justicialistas que resistían el ingreso de Alberto porque decían que se iría del bloque creyeron ver cumplido su pronóstico.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?