Sorpresa e incertidumbre: en Wall Street ahora esperan la respuesta del Gobierno

Fuente: AP - Crédito: Richard Drew
Rafael Mathus Ruiz
(0)
18 de mayo de 2019  • 15:58

WASHINGTON.- El sorpresivo anuncio de Cristina Kirchner puso a recalcular a Wall Street . Nadie tenía en carpeta un escenario donde Cristina pudiera ser candidata, pero a vicepresidente, una jugada de alto voltaje que despejó una de las dudas que tenían los inversores -si jugaría o no en la elección-, pero amplió la incertidumbre al llevar de inmediato la atención a otra pregunta: cuál será la respuesta de Cambiemos y de Alternativa Federal. La gran incógnita es qué hará el Presidente Mauricio Macri .

Digerida la sorpresa, la primera lectura en caliente que surgió en Estados Unidos fue que la decisión de Cristina -"inteligente", "maestra", "cínica", fueron algunos de los calificativos recogidos- trastocó el tablero político, al abrir la puerta a una eventual unidad o a una reconfiguración del peronismo, un giro que algunos creen que puede mejorar las posibilidades del kirchnerismo en las elecciones .

El retorno kirchnerista es el escenario más corrosivo para los mercados. Pero una eventual continuidad de Macri tampoco enamora. A la enorme decepción de muchos con su gobierno y la amenaza de un retorno al populismo se suma el cúmulo de desafíos que quedarán para el próximo gobierno, una cóctel que le da vuelo a los mensajes, más o menos sutiles, para que el oficialismo mueva fichas y abandone el "siga, siga".

Wall Street aguarda ahora esa definición, mientras procesa la jugada de Cristina.

"Desde el punto de vista táctico, me parece inteligente. De los personajes K, Alberto Fernández es de los menos controvertidos, no porque no lo sea, sino porque es menos que los otros asociados a Cristina. Y le da una imagen de renunciamiento que puede hacer que consiga votos adicionales", dijo Diego Ferro, inversor en Nueva York. "La reacción puede llegar a ser un poco negativa porque incrementa las chances de que gane el gobierno de ella. Pero todo sigue dependiendo de lo que haga el gobierno actual y Macri", agregó.

Desde un fondo de inversión ofrecieron una visión parecida. "Mi lectura es neutra a negativa. Cristina sigue llevando votos estando en la fórmula, pero se muestra más al centro y confirma que juega. Hay que ver cómo mueven las fichas el resto", indicó un manager. "El único caso para el optimismo es si esto hace que se baje Mauricio Macri y se arme una coalición amplia en contra", agregó.

Un directivo de otro fondo de inversión dijo que la decisión de Cristina reacomodó el tablero político, y le quitó fuerza a la estrategia oficialista de polarizar con el kirchnerismo con un frente "anti-k" al resucitar la vieja grieta argentina: peronismo versus no-peronismo. "El peronismo unido, jamás será vencido", se recordó.

Nadie se atrevía, con todo, a dar por hecha la unidad justicialista. Pero si antes había por estas latitudes una buena dosis de incertidumbre por la elección, el anuncio de Cristina, lejos de despejarla, la aumentó. Una candidatura a la presidencia de Cristina hubiera arraigado el escenario "binario" con el que todos se movían. Eso, hasta hoy. Ahora, resurgen las especulaciones sobre María Eugenia Vidal y el "plan V", que el Gobierno tanto se esforzó por desactivar, y sobre la conformación final de Cambiemos, y, también, de Alternativa Federal.

"En principio creo que vas a terminar teniendo una alianza de Cambiemos con Alternativa Federal, y Vidal de candidata. Si eso no pasa, tendrá más chances el peronismo o el kirchnerismo", dijeron desde un banco de inversión. "Tampoco me queda claro cuánto suma Alberto. Cristina sigue en el medio de la escena. Si se baja, y no corre, es otra cosa. Hay mucha incertidumbre", se remarcó.

Todas las miradas están puestas ahora en la próxima movida del Gobierno y del peronismo alternativo, y, en particular, de Sergio Massa y Juan Schiaretti .

"Me da la sensación de que una fórmula Fernández-Fernández gana si no hay una alternativa razonable, y Macri a esta altura no es una alternativa razonable porque evidentemente estos cuatro años decepcionaron a mucha gente", evaluó Ferro, quien ve todavía mucha resistencia a Cristina: "Creo que la idea original de cambio sigue estando. Si Cambiemos genera una alternativa buena, todavía tiene alternativa de ganar. Pero esta combinación contra Macri va a ser muy difícil, a menos que la economía mejore o no pase nada, me parece que incrementa las chances de que gane el grupo K", agregó.

Kezia McKeague, directora de McLarty Associates, una consultora que asesora a empresas, donde cubre a la Argentina en el equipo de América latina, dijo que la decisión de Cristina genera "mucha incertidumbre".

"Creo que acá la jugada de Cristina sorprende. Hay que ver si la reacción es que es una señal de debilidad de Cristina, que para mí sí, o más preocupante si al final el resultado es un acercamiento con el peronismo federal. No creo", señaló.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.