Sorpresas en el cierre de la licitación de los casinos bonaerenses

Hubo dos ofertas económicas positivas para el Estado y una decepción
Hubo dos ofertas económicas positivas para el Estado y una decepción Fuente: Archivo
Marcelo Veneranda
(0)
24 de enero de 2019  

El último tramo de la licitación para operar 3860 tragamonedas de siete casinos bonaerenses se cerró ayer con dos buenas noticias y un trago amargo para la gobernación que encabeza María Eugenia Vidal .

Cuando se abrieron los sobres con la oferta económica de los empresarios interesados, dos propuestas incluyeron una mejora sustancial con respecto a la ecuación actual del reparto de utilidades que percibe la provincia . La tercera, en cambio, estuvo lejos de las expectativas del Instituto de Lotería y Casinos bonaerense, que encabeza Matías Lanusse.

En la primera "canasta" en la que se dividió la licitación, que incluye los casinos de Tigre (Trilenium) y Pinamar, Boldt presentó una oferta en la que el Estado provincial se queda con el 47% de las ganancias netas de las tragamonedas (luego de pagar premios). En la tercera "canasta", por los casinos Central de Mar del Plata y Monte Hermoso, la firma Casino de Victoria, del entrerriano Daniel Mautone, ofreció un 44,5% para la provincia.

En la segunda "canasta", que incluye los casinos de Tandil, Miramar y el Hermitage de Mar del Plata, la UTE encabezada por el Bingo Oasis de Pilar (Ricardo Glazman y David Gravier) ofreció al Estado un 28,4% de las utilidades.

En la actualidad, la provincia recibe el 50% de las ganancias netas de las tragamonedas. En rigor, se queda con un 30%, ya que debe pagar los sueldos del personal (los casinos, a diferencia de los bingos, son estatales), los servicios y demás gastos operativos.

En la licitación, gran parte de esos gastos pasan a manos de las empresas, con lo cual la gobernación esperaba aumentar sus ingresos recibiendo ofertas por encima del 30% y 40% de las ganancias netas. Lo oferta del Bingo Oasis quedó por debajo de esas expectativas.

El problema para el gobierno de Vidal es que en las últimas semanas dejó fuera de competencia a Boldt, la firma de Antonio Tavanelli, en las canastas dos y tres, luego de una impugnación presentada por Mautone y un dictamen de la Fiscalía de Estado de la provincia. Boldt no pudo mostrar ayer la oferta económica que había presentado para las canastas dos y tres.

En otras palabras, la licitación se quedó sin competencia de precios entre las empresas, ya que cada oferente licita en soledad en cada una de las tres canastas.

Lotería y Casinos dedicará la próxima semana a analizar la oferta económica de los empresarios, pero se descuenta que buscará negociar una mejora en la presentación del Bingo Oasis. Si no la consigue, no se descarta declarar desierto ese tramo de la licitación.

Se trata de un camino sinuoso, que amenaza con terminar en la Justicia. Trae, además, otro riesgo: si todo se traba, es probable que deba prorrogarse -de hecho- la operación de las slots en la firma que hoy las maneja: Boldt. Es la noticia que Vidal no esperaba dar al anunciar la primera licitación en la historia del juego bonaerense.ß

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.