Sorpresiva reunión de Colombo con gobernadores y líderes cegetistas

En un aparente intento de alcanzar el consenso político ante el agravamiento de la crisis económica y financiera, el jefe de Gabinete abrió una serie de reuniones con dirigentes de distintos sectores
(0)
6 de diciembre de 2001  • 12:45

En un intento por lograr un consenso entre la clase política ante el agravamiento de la crisis económica y financiera, el jefe de gabinete, Chrystian Colombo, recibió esta mañana a los gobernadores justicialistas Juan Manuel de la Sota y Carlos Reutemann, al titular del radicalismo, Angel Rozas, y al jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra.

Colombo también abrió una rueda de encuentros con dirigentes de la CGT oficial, que anunciaron una huelga general con movilización para el próximo jueves 13, informaron fuentes gubernamentales.

Sorpresivamente y sin que figurara en la agenda oficial, lo visitó el gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, quien le habría reclamado que el gobierno firme el decreto que permitirá girar de forma inmediata las Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales a las provincias.

El titular del radicalismo, Angel Rozas, llegó este mediodía a la Casa de Gobierno, luego de mantener una reunión con las autoridades de la Unión Industrial Argentina (UIA) con las que coincidió en la necesidad de sellar un "gran proyecto de unión nacional sin exclusiones".

La UCR tiene para presentarle a De la Rúa "algunas propuestas innovadoras" con el fin de salir de la crisis, precisó el gobernador chaqueño, quien llegó a la sede del Ejecutivo acompañado por el vicepresidente primero del radicalismo, Juan Manuel Casella, entre otros referentes partidarios.

A ese encuentro se sumó Ibarra, que ingresó rápidamente a la Casa Rosada sin hacer declaraciones a la prensa.

Antes de esos cónclaves, el presidente De la Rúa y Colombo habían mantenido conversaciones con los ministros de Economía, Domingo Cavallo, y de Relaciones Exteriores, Adalberto Rodríguez Giavarini.

En momentos en que el ex presidente y senador Raúl Alfonsín insistía públicamente en la necesidad de firmar un "pacto patriótico" por diez años, De la Rúa y el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, recibían a De la Sota.

A la salida de ese encuentro, el mandatario cordobés afirmó que "la responsabilidad de gobernar" no es del justicialismo, aunque sostuvo que el peronismo garantizará "la gobernabilidad" y está dispuesto a "apoyar" al poder central en los puntos de coincidencia.

"Salir de la convertibilidad no creo que sería bueno para nadie", evaluó De la Sota, tras precisar que el encuentro con el Gobierno fue de carácter "informativo", tras conocerse la decisión del FMI de no enviar los fondos previstos para diciembre.

Reutemann, por su parte -otro de los aspirantes a pelear la Presidencia por el PJ- en una charla fuera de agenda con Colombo, habría reclamado al oficialismo la firma del decreto que permita girar de inmediato a su provincia las Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales.

En ese marco de agitadas reuniones entre el Gobierno nacional y algunas de las máximas figuras del partido oficial y de la oposición, Alfonsín aprovechó su habitual columna por Canal 7 para reiterar su llamado a la "unión nacional".

El ex jefe del Estado sostuvo que el Presidente "debe cumplir" los dos años de mandato que le quedan, y advirtió que "la única forma de ayudarlo en serio es a través del sentido de unión nacional que debemos tener" sin pensar en "réditos políticos".

DyN y fuentes propias

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.