Spots y peleas en Fútbol para Todos

Braga Menéndez hizo los cortos contra Macri y De la Sota; La Cámpora pulsea con Abal Medina
Mariano Obarrio
(0)
26 de agosto de 2012  

El método publicitario dio resultados y continuará. Los spots con los que el gobierno de Cristina Kirchner atacó a José Manuel de la Sota y a Mauricio Macri desde el programa Fútbol para Todos (FPT) fueron idea y producción del publicista Fernando Braga Menéndez, en colaboración con las áreas de prensa y difusión de la Casa Rosada.

El creativo le presentó la propuesta al jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y la Presidenta dio el visto bueno. "A Cristina le encantó", comentaron a La Nacion en Fútbol para Todos. El propósito era aprovechar los altos niveles de rating de las transmisiones de fútbol, con picos de 20 puntos. Casi diez veces superior al rating medio de 6,7,8 , que también se emite por la TV Pública.

La agencia Braga Menéndez recibió los contenidos del ministro del Interior, Florencio Randazzo, para el spot sobre el subterráneo, muy crítico de Mauricio Macri.

En la pelea sobre la Caja de Jubilaciones de Córdoba, fue la Anses la que le remitió los argumentos. Las imágenes, la locución y la edición fueron de Braga Menéndez, según admitieron fuentes de esa agencia.

Los spots, de alto contenido político , se financian con fondos públicos. Futbol para Todos gastó hasta hoy la suma de $ 638,2 millones, casi todo el presupuesto original de $ 698 millones para 2012. El refuerzo de $ 205 millones, girado hace un mes, sería insuficiente para terminar el año. El gasto superaría, de esta manera, los $ 1000 millones.

El que puso en el aire aquel spot fue Rodrigo Rodríguez, subsecretario de Comunicación, un leal de Abal Medina. Su superior es el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, pero interviene marginalmente en FPT. Los cortos pasan por la agencia Télam y van directamente a los estudios de la productora La Corte, donde se produce FPT.

Impulsado por Abal Medina, Braga Menéndez genera resistencias en la agrupación juvenil kirchnerista La Cámpora, cuyo secretario general, Andrés "el Cuervo" Larroque, también sigue de cerca lo que pasa en Fútbol para Todos. Reporta a Máximo Kirchner, el hijo de la Presidenta.

Otra disputa entre La Cámpora y Abal Medina es el coordinador general de FPT, Pablo Paladino, apadrinado por el jefe de Gabinete. Los camporistas acusan a Paladino de desestabilizar a un relator de fútbol bendecido por Máximo y, sobre todo, por el fallecido ex presidente Néstor Kirchner: Marcelo Araujo.

"Néstor siempre veneró a Araujo por irse de Torneos y Competencias y del Grupo Clarín en su auge", comentaron en la Casa Rosada. Por esa refriega, cada vez más caldeada, Larroque podría impulsar al comentarista Alejandro Apo, otro mimado de los Kirchner, para reemplazar a Paladino. La pulseada, tensa y solapada, es con Abal Medina.

Algunos le critican a Araujo un estilo de relato anticuado y alientan la renovación. Otros, camporistas, aseguran que Araujo cuestiona a Paladino por promover en FPT a periodistas de Torneos y Competencias enfrentados con Araujo desde que éste se retiró de allí en malos términos. El director artístico de FPT, Gerardo Caruso, aliado de Paladino, también respalda esa movida.

La Cámpora suele interpretar el ingreso del personal de Torneos como "un renunciamiento a las banderas de Néstor [Kirchner]" en su lucha contra el Grupo Clarín.

Sin embargo, Torneos no pertenece a Clarín; es socio en un 50 y 50 del porcentaje del paquete accionario del canal de deportes TyC Sports. Aunque Torneos transmitía antes el fútbol prepago, que fue estatizado hace justo tres años.

De todos modos, Paladino depende de Torneos, porque abastece a FPT de los camiones de HD (transmisiones en alta definición). Además, el Gobierno cultiva buena relación con DirecTV (accionista de Torneos), en contra de Cablevisión.

"La Cámpora no tolera el avance de Torneos. Le sacaron el fútbol en 2009 y ahora está de nuevo metida adentro", dicen en la Casa Rosada.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.