Subsidiarán a empresas que usen fuel oil

El Estado destinará $ 1000 millones a industrias y eléctricas que sustituyan gas por combustible venezolano, mucho más caro
Alejandro Rebossio
(0)
25 de abril de 2004  

En un intento por evitar alzas de costos en industrias en plena recuperación y en centrales eléctricas que reclaman más ajustes de tarifas, el Estado destinará 1000 millones de pesos para subsidiarlas cuando tengan que reemplazar el consumo de gas por el de fuel oil venezolano, seis veces más caro que aquel combustible, ahora escaso, informó ayer el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

Consultado por LA NACION, explicó que se armará un registro de compañías que precisen el subsidio. Desde Washington, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, se mostró sorprendido por la declaración, pero admitió que se analizan "mecanismos de esta naturaleza; no cabe ninguna duda".

La Argentina acordó semanas atrás con Venezuela la compra de fuel oil a su petrolera estatal, Pdvsa, a cambio de la venta de productos y equipos agropecuarios e insumos para la industria petrolera. No es un trueque, sino un pacto de crédito recíproco.

Reunión de cancilleres

En tanto, la Argentina y Chile formaron ayer un grupo de trabajo bilateral ad hoc que ya comenzó a analizar dos medidas para solucionar las restricciones en la exportación hacia el país trasandino: en el corto plazo, se aseguraría un monto mínimo de envíos, de modo de dar previsibilidad a los usuarios chilenos; en el largo, se pondría en marcha un plan de inversiones de Repsol YPF en Neuquén.

Con Chile se firmó en los 90 un protocolo de integración energética y ahora ese país reclama que sea respetado. El canciller Rafael Bielsa venía postergando desde hacía más de una semana un viaje a Santiago para dar explicaciones. Según fuentes de la Cancillería, "no iba a viajar si antes no había una solución para llevar".

Pero fue la canciller chilena, Soledad Alvear, la que terminó viniendo a ver a Bielsa, con quien mantenía permanentes contactos telefónicos. El presidente chileno, Ricardo Lagos, llamó ayer a su par Néstor Kirchner para que se solucione de una vez el problema. Acordaron que Alvear viajara y ella decidió venir inmediatamente.

Las restricciones de gas en Chile, que afectan a industrias y a compañías eléctricas, le pueden hacer perder un punto del crecimiento del 5% previsto para este año y provocaron alzas tarifarias, dado que las generadoras también reemplazarían gas con gasoil o fuel oil. "Quienes hayan estado en Chile habrán podido apreciar que esto ha afectado a los chilenos que caminan por las calles. Para ellos no ha habido problemas de abastecimiento, pero el reemplazo del gas natural encarece las tarifas y los usuarios lo sienten en sus bolsillos", declaró a la prensa Alvear, presidenciable para las elecciones de 2005.

La canciller manifestó su sorpresa por el nuevo acuerdo de exportación de gas de Bolivia a la Argentina, que prohíbe el reenvío del combustible a terceros países, en implícita alusión a Chile. "Imagínense que dos países tomen una medida que pueda afectar a la Argentina", embistió Alvear, que declaró que Bielsa sabe de su disgusto por este convenio. Alvear se reunió a solas con Bielsa, que sorpresivamente evitó hablar con los periodistas. Después encabezaron una reunión con los equipos técnicos de ambos países, a la que se sumaron el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el director de Repsol YPF, Alejandro Macfarlane.

Los 30 participantes del encuentro almorzaron y hasta brindaron con el champagne que trajeron a último momento. En la comida se gestó el comunicado que crea el grupo de trabajo para "buscar fórmulas para prever el normal abastecimiento para ambos países". El comité de ocho miembros, del que participan los secretarios de Energía, Daniel Cameron, y de Comercio, Martín Redrado, se reencontrará el miércoles próximo en Santiago.

El grupo de trabajo hará una previsión de consumo en ambos países para este año y después cuantificará el gas que se le suministrará a Chile, de modo de darle un horizonte de previsibilidad. Con la mirada en los años venideros, Alvear dijo que "existe la posibilidad de que se realicen inversiones cooperativas en Neuquén, incluyendo a privados chilenos", como compañías eléctricas e industrias. En áreas inexploradas de esa provincia, Repsol YPF comenzó en 2003 evaluaciones sísmicas del subsuelo, previas a su exploración, pero las aceleraría para mejorar el suministro en ambos países.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.