Suscriptor digital

Subsidios en la agenda del canciller francés

Por Ovidio Bellando
(0)
26 de marzo de 2000  

Además de coincidir su visita del 6 y 7 del mes próximo con la primera reunión del Comité de Negociaciones Birregionales Mercosur-UE, el ministro de Asuntos Extranjeros de Francia, Hubert Védrine, no dejará de atender los reclamos por la política de subsidios de su país.

Por lo menos es lo que piensan en la Cancillería. Pero, acaso Védrine, que no es un economista, sea el más indicado para sopesar in situ las tendencias que se están registrando en el tema del Mercosur. ¡Cómo no se va a interesar su gobierno por las 28 empresas de primer nivel que han invertido 8107 millones de dólares! El dato que aporta esperanzas de un diálogo con sustancia sobre los subsidios fue confirmado por el viaje, en mayo, del secretario de Comercio Exterior francés, a quien el Elíseo da categoría de ministro.

* * *

La interpretación generalizada de la Cancillería sobre la comida que ofreció Carlos Ortiz de Rozas a los diplomáticos que trabajaron con él en sus diversos destinos es que se trató de la lección de un maestro.

Agasajo para los que hoy están muy bien ubicados ( Vicente Berasategui , embajador en Londres; Fernando Taboada , director nacional de Ceremonial, y uno o dos más) y soporte emocional para los que están en la traversée du désert (la travesía del desierto), tal como definió el anfitrión la situación de los que no gozan de la atención oficial. Una manera de recordar a los encumbrados que no olviden a los que no lo están, y sobre los que se estarían ejerciendo "patéticas miserabilidades". Se dice que varios de éstos enfrentan actitudes de desdén laboral de sus colegas bien ubicados.

* * *

El canciller Adalberto Rodríguez Giavarini aseguró a Gabriela Arias Uriburu , la argentina cuyos hijos nacidos en Guatemala fueron secuestrados por su padre jordano y llevados a Amman, que su situación será tratada en forma permanente y que se continuará con lo iniciado por la administración anterior, tanto ante las autoridades de Guatemala como de Jordania.

La joven, que desde que su ex marido sustrajo a sus hijos sólo pudo verlos algunas horas en dos ocasiones, le entregó una copia de su libro "¡Ayuda! Quiero a mis hijos". El canciller le agradeció la dedicatoria y le dijo que su esposa, sus hijas y él ya lo habían leído.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?