Surgen dudas y diferencias en la centroizquierda tras los comicios

Los referentes de la UCR, el FAP y la Coalición Cívica no quieren conformar un interbloque en el Congreso; hay duras pujas por personalismos de cara a las candidaturas para 2015
Los referentes de la UCR, el FAP y la Coalición Cívica no quieren conformar un interbloque en el Congreso; hay duras pujas por personalismos de cara a las candidaturas para 2015
Lucrecia Bullrich
(0)
4 de noviembre de 2013  

Cinco millones y medio de votos, presencia en 16 provincias y triunfos en seis. Una interna abierta exitosa en la ciudad de Buenos Aires y victorias en una decena de capitales del interior. La lista resume los logros del espacio que integran la UCR, FAP, la Coalición Cívica y otros partidos de centroizquierda en la última elección. Parece una plataforma ideal sobre la que construir una alternativa no peronista para 2015, pero, a medida que baja la espuma de los festejos, aparecen las dificultades y las incógnitas, que no son pocas.

En lo inmediato, los espera el aterrizaje en el Congreso. Aunque todavía no hubo conversaciones formales, tanto radicales como socialistas descartan de plano formar un interbloque. Tampoco para Elisa Carrió es una opción.

"No hay condiciones para hacerlo. Un interbloque requiere una uniformidad partidaria que no tenemos y a la que no aspiramos", sintetizó ante LA NACION un experimentado legislador socialista. "El secreto del futuro es que cada cual conserve su identidad", aportó un radical.

En cambio, ya hay conversaciones para conformar interbloques en las legislaturas provinciales.

En el Congreso sí hay consenso para conformar un grupo parlamentario, una suerte de mesa ejecutiva que integren todos los partidos, en la que se discutan los "grandes temas" y se coordinen "acuerdos básicos", pero sin aspirar al voto uniforme. Pesa, evidentemente, el "fantasma de 2009", cuando el bautizado "grupo A" no pudo avanzar con temas como la reforma del Indec y del Consejo de la Magistratura, pese a tener mayoría en la Cámara de Diputados.

Los protagonistas de aquellos días se defienden de los ataques: "Logramos media sanción para el Indec y aprobamos el 82 por ciento móvil que después fue vetado. Además, no teníamos mayoría en el Senado, donde se trababan las medias sanciones. Nosotros no gobernábamos", argumentó Carrió en diálogo con LA NACION.

"Nunca existió un acuerdo. Lo del grupo A fue una construcción instalada por el oficialismo y por los medios. De todos modos, tenemos que ser más explícitos y claros", aportó Ricardo Alfonsín.

Ernesto Sanz, por su parte, planteó que el escenario actual "no tiene nada que ver" con el de hace cuatro años. "Ahora no existe expectativa de gran bloque. Y si no hay expectativa no hay defraudación", graficó.

Discusión aparte para 2015. En público, unos y otros advierten que es muy pronto para hablar de candidaturas presidenciales, pero, puertas adentro, el tema surge tras el análisis de los resultados del 27.

El debate de 2015

Consciente de que la elección que hizo con Margarita Stolbizer en Buenos Aires no le alcanza como plafón, Alfonsín ya se autoexcluyó de la carrera presidencial. En la UCR subieron las acciones de Julio Cobos. El 47 por ciento de votos que consiguió en Mendoza lo perfila como el favorito. Pero Sanz no se la dejará tan fácil. El "otro mendocino" piensa hacer valer su condición de arquitecto de buena parte de las victorias del radicalismo en el interior y está decidido a pelear por la presidencia de la UCR, que se definirá a mediados de diciembre.

En el socialismo, la candidatura de Hermes Binner no se discute en absoluto. El ex gobernador de Santa Fe era ya el candidato nacional del partido y del FAP, y se consolidó en ese lugar después de arrasar en los comicios santafecinos con 42 puntos.

Más complicada quedó Carrió, que, pese a la buena elección en la ciudad de Buenos Aires, no tiene un triunfo para exhibir ante el resto. Su mayor caudal es la "experiencia piloto" de UNEN en terreno porteño, que radicales y socialistas reconocen como el modelo a seguir. Se especuló en los últimos días con una eventual candidatura de Carrió a vicepresidenta de Binner o Cobos, pero nada está confirmado aún.

La pregunta es si todos aceptarán participar de la misma interna. Carrió ya dijo que imagina una PASO "lo más amplia posible", de la que no excluye siquiera a Pro. También los radicales acuerdan con el mecanismo para definir, incluso, su disputa interna (y no repetir el intento fallido de interna entre Cobos, Alfonsín y Sanz en 2011).

En FAP, en cambio, tienen dudas. Binner no está dispuesto a compartir una interna con Carrió y, menos aún, con Macri.

"Las PASO podrían servir, sí. Pero todavía falta mucho. No podemos hacer futurología. Para poder avanzar vamos a tener que restarles peso a las individualidades", esquivó un referente de peso en el socialismo.

Pulseada de presidenciables para 2015

  • Hermes Binner

    Diputado electo del socialismo

    Candidatura firme

    La candidatura presidencial de Binner no se discute en el socialismo. El ex gobernador se consolidó después de arrasar en Santa Fe con 42 puntos
  • Julio Cobos

    Diputado electo de la UCR

    La puja radical

    En la UCR subieron las acciones de Cobos. El 47 por ciento de votos que consiguió en Mendoza lo perfila para 2015. Pero Sanz no se la dejará tan fácil
  • Elisa Carrió

    Diputada electa UNEN

    Futuro complicado

    Carrió quedó complicada para 2015, ya que no tiene estructura ni referentes en el interior del país. Se especula con una candidatura a vicepresidenta
  • Margarita Stolbizer

    Diputada electa UCR

    Excluidos

    Margarita Stolbizer hizo una buena elección en Buenos Aires, pero no le alcanza como plafón para 2015. Alfonsín ya se excluyó de la carrera presidencial
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.