También quedaron exentos los judiciales

Un fallo benefició a 22.000 empleados
(0)
8 de diciembre de 2001  

Unos 22.000 empleados de la justicia nacional podrán extraer de los cajeros automáticos o por ventanilla la totalidad de sus sueldos, sin quedar sujetos a límite alguno.

Otro fallo similar también benefició al camarista penal Oscar Garzón Funes.

Los jueces y empleados judiciales cobran sus sueldos a través de los cajeros automáticos de los bancos Ciudad de Buenos Aires, Nación y Galicia. Incluso están sujetos a ese mecanismo los ministros de la Corte.

Pero, ahora, el juez en lo contencioso administrativo Martín Silva Garretón, en dos resoluciones que firmó ayer, hizo lugar a dos acciones judiciales.

La primera de las medidas cautelares fue promovida por la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), conducida por Julio Piumato, de la CGT rebelde. La medida alcanza a los empleados afiliados, incluidos quienes se desempeñan en las fiscalías y defensorías del Ministerio Público federal y los trabajadores de Tierra del Fuego.

El juez Silva Garretón, el mismo que el martes último benefició con una medida similar a la diputada Alicia Castro, suspendió ayer los efectos de los decretos 1570 -que limitaba la extracción de dinero- y 1606, que estableció en 1000 pesos el monto máximo que puede retirarse de los cajeros automáticos.

"Los factores de la economía no son compartimientos estancos. Por ende, en circunstancias como las que atraviesa el país, cualquier acontecimiento que implique un freno al circuito económico puede redundar en perjuicios irreparables", dijo el juez en su fallo.

El otro fallo, también suscripto por el mismo juez, beneficia a Garzón Funes, un ex magistrado del fuero contencioso administrativo que actualmente es camarista penal.

Silva Garretón ya comunicó su decisión, por oficio, al Banco Central.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.